Andalucía sur – Día 3: Málaga a la carrera

Probablemente nos relajamos demasiado en Antequera y no medimos bien el tiempo para poder visitar una ciudad mucho más grande y con mucho más que visitar de lo que inicialmente esperábamos  El caso es que cuando finalmente llegamos a Málaga ya era media tarde y nos encontramos con una ciudad enorme en todos los aspectos. Cuanto más recorríamos la ciudad, más nos dábamos cuenta de que habíamos cometido el error de no haberle reservado al menos un día entero. El centro de la ciudad impresiona por sus grandes plazas y avenidas comerciales abarrotadas de gente, bajo parasoles extendidos en lo alto de fachada a fachada para proteger del sol.

Read More

Y en el centro, la Puerta del Sol

En esta ocasión, y continuando la ruta por los lugares emblemáticos de Madrid, me pararé un poco en la Puerta del Sol, aprovechando además que hoy finaliza el año y mucha gente se juntará aquí esta noche para tomarse las uvas.

Ya había sido una parada obligada en el paseo nocturno del que ya os hablé, por lo que aprovecharé para entrar un poco más en detalle.

Read More

El Palacio Real de Madrid

A pocos minutos de la Plaza de España se puede pasear por las inmediaciones del Palacio Real, donde puedes encontrar la Plaza de Oriente, el Teatro Real y la Catedral de la Almudena.

El Real Alcázar de Madrid, allá por el siglo IX ocupaba el lugar donde ahora se puede visitar el Palacio Real. Esta antigua fortaleza musulmana acabó convirtiéndose con el paso de los años en el Palacio Real a base de parches, ampliaciones y remodelaciones donde mucho tuvo que ver el Emperador Carlos V allá por el 1537 y Felipe IV un siglo después. No se conformaban pues con las comodidades árabes y cada uno puso un poco de su parte para decorar el palacio a su gusto. ¿Muebles de Ikea? Seguro que no.

Read More

Plaza de España

Plaza de España

Plaza de España

Como os contaba no hace mucho, Madrid me dejó una buena impresión con las luces de la noche y las visitas a los mercados, pero no es lo único con lo que pude disfrutar de la capital, así que os contaré un poco más sobre los rincones por los que me dejé caer.

Una vez vez en el centro de la ciudad, bastó recorrer la Gran Vía para plantarse en plena Plaza de España. En si misma, la plaza no tiene nada que no tengan otras, y Madrid, como toda buena ciudad, tiene gran cantidad. Algunas de las avenidas y calles principales de la ciudad desembocan aquí así que no se puede considerar este un rincón tranquilo libre de ruidos y humos, pero una vez te plantas en la plaza, empiezas a fijarte en detalles como la gran cantidad de gente que hace vida en ella para pasear, charlar o comer en una escapada del puesto de trabajo, o simplemente para dejar a los niños correr de un lugar a otro.

Plaza de España

Pareja comiendo en la fuente de Plaza de España

Plaza de España

Padre con su hija en la fuente de Plaza de España

Ahora bien, si algo tiene este lugar es un buen par de centinelas de lujo a su alrededor. La torre España, vigilante desde hace mas de 50 años, se levanta inmensa a lo largo de sus más de 140 metros de altura, como un recuerdo de otra época en la que su propósito era dar cobijo a comercios, un cine e incluso un hotel en su interior. Hoy en día viviendas y oficinas mantienen vivo el que, años atrás, fue el edificio más alto de Europa.

Torre de Madrid

Torre de Madrid

El otro guardián de las alturas es el Edificio España, que se levantó solo unos pocos años antes que su vecina la torre España y proporcionaba las mismas funcionalidades que éste. Fue hace unos pocos años cuando el centro comercial que albergaba se cerró, allá por el 2006. Actualmente está en desuso presentando un aspecto bastante menos glamuroso de lo que planeó en sus inicios, aunque una rehabilitación de la fachada este año mejoró en parte su apariencia.

Edificio España

Edificio España

Otro edificio importante de la zona, a la vuelta de la esquina de camino al Palacio Real, es el Senado de España, a donde me dirigí una vez explotadas las posibilidades que ofrecía la plaza. El edificio es una mezcla curiosa, ya que al edificio original, que tiene en torno a unos 500 años se le anexó recientemente un edificio de lineas más sencillas y modernas que renuevan su imagen. Por lo tanto, la fachada que puedes ver con más facilidad según te acercas, es la del anexo, relegando a la parte posterior la fachada del edificio clásico, pasando éste más desapercibido. Fue sencillo encontrar el edificio, aunque no tanto dar vueltas hasta rodearlo para encontrar la fachada antigua.

El Senado alberga la cámara alta, donde se aprueban las leyes en conjunto con el Congreso de los Diputados, por lo que cualquier ley que se apruebe en España requiere del visto bueno de este órgano.

Senado

Senado de España

A continuación del senado se encuentra ya el Palacio Real, pero sobre eso ya entraré en detalle más adelante.

Como siempre, más fotos en mi álbum de Flickr.

Madrid,

Enero 2012

Puesto de dibujo en la Grand Place

La noche cae sobre el centro de Bruselas

Puesto de dibujo en la Grand Place

Puesto de dibujo en la Grand Place

El corazón de la actual Europa ilumina sus calles y plazas cuando cae la noche y colorea las fachadas de algunos de sus históricos edificios en los puntos más emblemáticos de la ciudad. La Gran Place, o Grote Markt como se la denomina en flamenco, es probablemente la mejor representación de este espectáculo cuando el cielo toma el tono azul que precede a la llegada de la noche.

Esta plaza es representación fiel de los muchos eventos históricos que durante siglos ha experimentado la ciudad, siendo el lugar donde los primeros protestantes fueron quemados por defender sus ideas ante la inquisición, y posteriormente fue el objetivo principal de múltiples conflictos bélicos. El paso del tiempo la convirtió en el mercado principal de la ciudad, que perduró hasta el año 1959 y hoy es uno de los principales enclaves turísticos que la UNESCO la tiene entre sus patrimonios históricos.

Vista general de la Grand Place

Vista general de la Grand Place

El ayuntamiento es uno de los edificios que destaca entre todos los que rodean a la plaza, siendo el único recuerdo de la etapa medieval que queda, Su torre de más de 90 metros es toda una representación del estilo gótico, desde la cual el arcángel San Miguel vigila toda la actividad de la plaza, tal y como le otorga su categoría de patrón de la ciudad.

El edificio del ayuntamiento no está exento de leyendas como muchos de los monumentos destacados de toda ciudad que se precie, y por supuesto siempre en torno a sus arquitectos, ya que se cuenta que la asimetría del edificio, puesto que la torre no se encuentra en el centro de éste y la parte de la izquierda es notablemente distinta a la de la derecha, fue la razón de que su artífice se suicidara al darse cuenta del error cometido. Nada más lejos de la realidad, puesto que simplemente cada parte se construyó en distintos momentos.

Ayuntamiento de Bruselas

Ayuntamiento de Bruselas

Enfrente al ayuntamiento, la iluminación de la Casa del Rey, con tonos blancos y tenues, dotan de una imagen de tranquilidad al edificio que tiempo antes de ser construido fue la ubicación del puesto de venta del pan. Cuando se levantó el edificio que es ahora, el Duque de Brabante, posteriormente nombrado Rey de España, instaló en él sus oficinas administrativas. Fue objetivo de bombardeos por lo que acabó siendo reconstruido en el siglo XIX con el diseño neogótico que hoy día podemos apreciar.

Casa del Rey

Casa del Rey

No solo la Grand Place es un lugar imprescindible en un paseo nocturno dado que existen otros rincones como la Place de L’Albertine, donde podemos encontrar los jardines de Mont des Arts, de noche iluminados con luces multicolor y rodeados de escalinatas que permiten ascender desde la Grand Place hasta el Palacio Real atravesando este jardín. Parte de esta ascensión nos llevará a pasar delante de la casa de la música que también destaca por su diseño arquitectónico.

Place de L'Albertine

Place de L’Albertine

Place de L'Albertine

Place de L’Albertine

Es imprescindible por lo tanto darse un paseo por la zona, antes o después de disfrutar de una buena cerveza belga, en alguno de los muchos pubs de la zona y disfrutar de este ambiente nocturno.

Jardín del Mont des Arts (Place de L'Albertine)

Jardín del Mont des Arts (Place de L’Albertine)

Casa de la música

Casa de la música

Bruselas, Belgica

Septiembre 2010