tbm plasencia

Disfrutando de Plasencia a través del TBM

Hace unas semanas tuve la oportunidad de conocer un poco más del, para mi desconocido, norte de Extremadura a través del TBM, el evento de bloggers de viaje que tuvo lugar en Plasencia y del que ya os hablé en la entrada sobre la visita a la catedral de la ciudad.

Además, la semana pasada se publicó también en el blog de GaliciaTB un artículo sobre el propio evento en si al que os invito a que le echeis un vistazo.

Read More

La curiosa catedral hibrida de Plasencia

Pues si, en Plasencia me encontré con una de las catedrales más peculiares que pude ver a lo largo y ancho de la geografía española. Y será por catedrales en España, desde luego! La de Plasencia no es la más majestuosa o imponente de todas, no. Ese honor se le reserva a otras mucho más conocidas de las que no procede hablar ahora. La catedral de Plasencia lo que realmente ofrece es un testimonio arquitectónico histórico de un solo vistazo. Y es que cuando la nueva catedral comenzó a construirse para sustituir a la antigua las obras quedaron a medias y ahora el edificio ha quedado como una fusión de ambos edificios con todo un recorrido arquitectónico comenzando en el románico pasando por el gótico y renacentista.

Read More

Berlín: Refrescándonos a los pies de la catedral

Cada vez que llegábamos al centro de Berlín y nos movíamos por la zona, siempre nos la encontrábamos. Al salir del metro en Alexanderplatz y caminar un poco por las calles de alrededor de repente aparecía al dar la vuelta a la esquina. Si recorríamos la zona conocida como la isla de los museos, sus cúpulas verdes aparecían al fondo. Incluso si de noche salíamos a bebernos unas cervezas al aire libre, en alguno de los jardines de la ciudad a orillas del río Spree, las luces artificiales de Berlín la iluminaban. Todos los días que estuvimos en la capital alemana pasamos por delante de ella, y llegaba el momento de detenernos a sus pies, buscar un hueco en su parque y sentarnos a descansar de tanta pateada bajo la sombra de la catedral de Berlín.

Read More

Utrecht: más canales e iglesias en una ciudad muy animada

A un país que nos enamoró con sus paisajes y su ambiente, con sus canales de aguas verdosas y turbias, sus interminables parques de verdes prados con sus picnics, su arte y su historia, sus bicicletas con prioridad por encima de cualquier otra cosa, sus mercados, su incomprensible idioma y su seriedad, sus trenes y autobuses con wifi, su curioso sentido de la limpieza, con calles bien cuidadas pero con vagones de tren llenos de basura hasta los topes, su gente de impecable rectitud durante el día pero completamente desatada por la noche, sus cervezas de tamaño perfecto (porque para qué vas a conformarte con un tercio pudiendo tomarte medio litro), sus quesos, galletas y todo tipo de dulces. Dedicado a Holanda.

Read More

Oviedo, el corazón asturiano (II de II)

Después de recorrer lo que podríamos denominar la parte nueva de la ciudad, nos reservábamos para la tarde el centro histórico de Oviedo. Los edificios más emblemáticos de la ciudad que perduran ante el paso de los años se concentran en toda una red de calles y plazas de piedra rojiza delimitando perfectamente la zona. En ella, completamente aislada del tráfico y con cientos de peatones curioseando por cada rincón, se puede disfrutar de grandes y vistosos edificios clásicos. Uno de ellos era el Palacio de Camposagrado, construido el siglo XVIII y que hoy hace las funciones de sede de la Audiencia territorial de Asturias.

Read More