Isla de Madeira: Senderismo por la levada das 25 fontes e do Risco

La isla de Madeira es, mayoritariamente, un compendio de destinos naturales que hacen que, de punta a punta, las opciones de deporte en la naturaleza sean, con diferencia, la mejor alternativa para disfrutar de la isla.

La ruta que sigue la pista de la conocida como Levada das 25 fontes es una de las más populares y más bonitas de las más de 40 rutas catalogadas. Nosotros no desperdiciamos la oportunidad de explorarla así que ¿te vienes con nosotros?

Inicio de la levada das 25 fontes e Ribada

Lo primero es aclarar que quiere decir levada. Literalmente, la traducción sería “llevada”, lo que implica que es el término gallego y portugués para denominar la acequia que canaliza agua para regadíos.

En Madeira el termino cobra aun mayor importancia debido a que su orografía y la gran altitud de sus montañas y los valles entre ellas conforman la estructura perfecta para llevar el agua. Esta, generada por la humedad, origen de manantiales y acumulación de bolsas que se da en las altas montañas es llevada hasta las zonas bajas, donde la agricultura requiere de este flujo para garantizar las cosechas.

Si bien en la parte norte de la isla los recursos hídricos están mas garantizados, la parte sur tiene mas dificultad para el regadío y por ello se realizan este tipo de canalizaciones durante las épocas de colonización de la isla.

Esto, en una isla, es realmente importante para alcanzar un alto grado de independencia al menos en los cultivos y así no encarecerse determinados productos al tener que ser transportados desde el Portugal continental.

Ruta de la levada das 25 fontes

En la actualidad, las levadas han pasado a un plano secundario gracias a canalizaciones mediante tuberías soterradas y a otras formas de obtención de agua.

Por ello ahora pasan a tener una finalidad más lúdica, sirviendo de guía para los senderistas que pueden recorrer el camino que trazan las levadas en las distintas partes de la isla hasta alcanzar el origen de éstas, donde el agua brota de la tierra, en forma de cascadas y formando lagunas a partir de las cuales se inicia el largo y constante recorrido del agua.

La ruta que hemos seguido es la que está señalizada como PR6 y PR6.1. Si eres de los que necesita llevar GPS para no perderte, cualquier track de wikiloc te servirá perfectamente, aunque nosotros, por si acaso, nos llevamos este, no llegamos a utilizarlo.

Ruta de la levada das 25 fontes

Ruta de la levada das 25 fontes

Levada das 25 fontes

La ruta comienza en el antiguo refugio forestal de Rabaçal. Para ello, primero ha sido necesario descender un camino de 2 kilómetros desde la zona de aparcamiento al lado de la carretera. Si tienes ganas de ir al baño (y si no, también), aprovecha ya que esta será tu última oportunidad hasta que finalices de nuevo aquí la ruta.

Desde aquí, 4,6 kilómetros de caminata paralela a la levada va transcurriendo por bosques de laurisilva (considerados Patrimonio Mundial Natural).

Esta levada comenzó a construirse en 1835, pero no fue hasta 20 años después que el agua comenzó a correr por ella. De esta manera por fin se podía comenzar a cultivar en las zonas bajas del Concelho de Calheta, no sin antes pasar por la central hidroeléctrica que se construyó posteriormente. Un aprovechamiento de recursos hídricos brutal.

Ruta de la levada das 25 fontes

Ruta de la levada das 25 fontes

Hay zonas anchas en el camino, mayoritariamente llano, aunque algunas zonas se hacen tan estrechas en algún momento que obligan a caminar sobre la propia levada e incluso a ceder el paso a los que hacen el camino de vuelta.

Y aunque el camino es mayoritariamente llano, hay varios tramos que requieren salvar desniveles y subir escaleras, aunque no es nada que entrañe complejidad alguna.

Al fin y al cabo, aunque el desnivel de la ruta no es mucho, el que hay, hay que salvarlo igualmente. De los 1285 m. de altitud en los que comenzamos la ruta en el aparcamiento, llegamos a descender hasta los 900 m.

Ruta de la levada das 25 fontes

Ruta de la levada das 25 fontes

Ruta de la levada das 25 fontes

Ruta de la levada das 25 fontes

Ruta de la levada das 25 fontes

Tema aparte es el cruce de la garganta de la Ribeira Grande. Unas vistas espectaculares tanto desde los dos lados de la garganta como desde el propio puente que la cruza rompen la monotonía del camino de la levada.

También la rompen los túneles naturales que en ocasiones forman los brezos a lo largo del recorrido.

Ruta de la levada das 25 fontes

Ruta de la levada das 25 fontes

Ruta de la levada das 25 fontes

Ruta de la levada das 25 fontes

Ruta de la levada das 25 fontes

El nombre de la levada cobra sentido al llegar al origen del agua. El punto final de la ruta lo marca la llegada a la cascada de las 25 fuentes. Este es el número de cascadas que se calcula que dejan su agua en la laguna de montaña que, a su vez, es la que va aportando agua a la antigua canalización de piedra por la que transcurre el camino. El agua proviene de la meseta Paul da Serra, a ya 1.500 metros de altitud.

Llegado el momento, con el calor y cansancio acumulado y con esa laguna fresquita tan tentadora… resistirse a un baño es tontería, ¿verdad?

Ruta de la levada das 25 fontes

Ruta de la levada das 25 fontes

Consejos de ruta

A esta ruta solo se puede llegar en coche o en un grupo organizado con guía. Nosotros recomendamos hacer la ruta por cuenta propia, disfrutar a tu ritmo del paseo y básicamente disfrutar de la experiencia sin que nadie te lleva en palmitas.

Es nuestra manera de experimentarlo, pero creemos que esta debe ser única para cada uno y hacerlo por libre es la única manera de que se vuelva realmente personal. Un grupo de veinte personas moviéndose por sendas estrechas y dándose codazos por sacarse una foto intentando salir solos (aunque estés rodeado por decenas de personas) no nos parece una grata experiencia.

Por ello, en este y en futuros artículos de senderismo en Madeira no me cansare de repetirlo: ¡madruga! Tu mayor enemigo será, a partir de ahora el temible autobus de excursión organizada. Si ves uno al llegar a alguna ruta, asume que la experiencia perderá en torno a un 40% de su encanto (aun así, el 60% restante sigue mereciendo la pena).

Siente el miedo invadiendo tu cuerpo cada vez que veas uno, porque sufrirás.

Las excursiones suelen arrancar las rutas en torno a las 10 y media de la mañana, por lo que debes llegar una hora antes al menos. Esta se encuentra a hora y media en coche de Funchal por lo que, a las 8 de la mañana deberías estar calentando el motor de tu coche y saliendo del hotel.

En esta ruta porque fue donde nosotros cometimos el error de confiarnos y lo pagamos caro. A sabiendas del riesgo, llegamos razonablemente temprano, pero no fue suficiente. Conseguimos evitar que la senda estuviera repleta de grupos, pero éstos nos pisaban los talones.

Esto supuso que, al llegar al punto final de la ruta, la cascada de las 25 fuentes, eramos solo unos pocos los que estábamos allí para disfrutar de este espacio natural impresionante. Pero, en cosa de 10 minutos, la cosa pasó de lo que viste en las fotos anteriores a esto:

Ruta de la levada das 25 fontes

En serio, madruga.

Levada do Risco

Esta ruta es el bonus track para los que os quedéis con ganas de más después de finalizar la ruta anterior. Es la denominada PR6.1 y es un kilómetro más de ruta, con su correspondiente kilómetro de vuelta.

Cierto que no es ni por asomo tan espectacular como las 25 fontes, pero oye, lo bonito requiere al menos un buen esfuerzo que haga que merezca la pena, y un par de kilómetros de pateada tampoco es que sea como para no venirse arriba, ¿verdad?

Eso si, menos gente, un camino más ancho y unas vistas igualmente espectaculares siguen siendo una buena razón para animarse.

La cascada como premio final de la ruta muestra otra vez como las cimas de las montañas de Madeira exudan agua sin parar, una fuente (que oportuno) inagotable de recursos hídricos y visualmente fascinantes. Sus 200 metros de caída libre la hacen un espectáculo visual incrustado en esas verdes montañas que hacen que merezca la pena este pequeño paseo final.

Levada da Ribada

Levada da Ribada

Levada da Ribada

Levada da Ribada

Levada da Ribada

Levada da Ribada

Levada da Ribada

Fin de la ruta en Rabaçal

Una vez de vuelta en Rabaçal, quedaba la parte más desoladora y frustrante de la ruta. Había que deshacer los 2 km. que separaban Rabaçal del aparcamiento donde habíamos dejado el coche. Y ahora el trayecto era todo de subida en una pendiente que no hacía otra cosa mas que desalentarnos.

Pero entonces se presentó ante nuestras narices el que es uno de los mejores ejemplos de visión de negocio que hayamos visto en los últimos tiempos: un servicio de ascensión en furgoneta que proporciona el propio municipio de Calheta. Este servicio nos permitía recorrer ese desagradecido tramo sentaditos cómodamente por el módico precio de 3€ (5€ si lo adquieres de ida y vuelta al iniciar la ruta).

Si, somos unos comodones y no pudimos resistirnos… 😛

Inicio y fin de las rutas, en el pueblo de Rabaçal

Ruta de la levada das 25 fontes

Información de interés

  • La PR6 (Levada das 25 fontes) tiene 9,2 km (4,6+4,6) mientras que la PR6.1 Lebada do Ribeiro, tiene 2km. (1+1).
  • Madruga. En serio, madruga. El mejor consejo que te podemos dar es que te levantes temprano para iniciar esta ruta antes de que lleguen los autobuses repletos de turistas en excursiones organizadas. La diferencia entre llegar al menos una hora antes que ellos o no es abismal. Calcula que a partir de las 10 y media de la mañana comienzan a llegar autobuses y si no te adelantas te pasarás todo el trayecto sorteando guías dando explicaciones, grupos bloqueando las zonas estrechas del camino y olvídate de disfrutar del final del camino en paz y armonía.
  • Desde Funchal, en coche, se tarda aproximadamente hora y media en llegar al aparcamiento donde da comienzo la ruta (lo tienes marcado en el siguiente mapa). No hay otra opción de llegar ya que no hay transporte público hasta aquí, así que, como lo más probable es que hayas alquilado un coche, aprovecha para visitar por la tarde Porto Moniz, ya que es uno de los lugares más alejados de la isla pero que está relativamente cerca de esta ruta. Así, al menos, amortizarás el precio de alquiler del coche 😉