Entroido 2017: Se nos va el verano pero el entroido se acerca…

Se acaba el verano y hablar de Entroido no puede estar más fuera de lugar. ¿Seguro? Resulta que es ahora cuando se le da el pistoletazo de salida a estas celebraciones. Preparativos que durante los próximos meses, y con total discreción, llevarán a mucha gente a realizar todos los preparativos que llenarán el calendario gallego de enero y febrero con todo tipo de celebraciones. No será hasta alcanzar el ultimo fin de semana de febrero en el que culmine todo este trabajo, el cual comienza aquí, en la presentación en Santiago, por las calles del casco antiguo, mostrando a todo el mundo que es lo que ocurrirá en Galicia en esas fechas…

Si, seguro que estarás pensando que se me ha ido la olla o algo similar, porque escribir sobre Entroido en pleno septiembre no parece muy adecuado. Vale que entre los miles de millones de fiestas que hay en estas fechas, los carnavales de verano tienen su pequeña cuota de protagonismo. Pero yo hablo de Entroido. Del puramente rural, el de las pequeñas villas y aldeas. El que se deja notar el frio en el ambiente sobre la piel y el calor en las entrañas (propiciado mayormente por vino y licor café). El que invita a recorrerse en pleno febrero alguno de los pueblos con ancestrales tradiciones, charangas, mascaras y disfraces que no solo sirven para ser otras personas o seres durante un breve periodo de tiempo sino, en ocasiones, para aprovechar y combatir el frio con una mullidita y peluda indumentaria.

¿Que pinto entonces en Santiago, en septiembre y rodeado de mascaras y comparsas?

Resulta que Turismo de Galicia organiza todo un desfile de presentación de los Entroidos más representativos de Galicia en plena Plaza do Obradoiro y que transcurre por las calles y plazas más emblemáticas del casco antiguo. Este desfile de presentación tuvo lugar este pasado sábado y fue toda una exhibición de músculo carnavalesco y “entroidero”, llenando cada rincón de Santiago del atronador sonido de los bombos de las comparsas, del sonido de las chocas y pelicas (cencerros) de los Cigarrons, Felos o Boteiros ante la atónita mirada de los turistas y peregrinos que se encontraban todo este despliegue a su llegada a la capital gallega.

Nadie de los que allí estaban disfrutando de los últimos coletazos del verano se podían esperar este despliegue (pero en cuanto lo asimilaron, era incontable el número de móviles en alto disparando fotos como si no hubiera un mañana…). Las piedras milenarias de la Catedral, las calles colindantes, los edificios de la universidad y decenas de otros edificios reciben a la también milenaria tradición del Entroido. Un apretón de manos de leyenda, se podría decir…

Era una oportunidad única de poder ver todos los Entroidos en un mismo lugar y desde luego para fotografiarlo todo, así que este ha sido el resultado 😉

Comparsa en la Plaza do Obradoiro, a ras de suelo

Comparsa en la Plaza do Obradoiro, a ras de suelo

Gaiteiros en la Plaza do Obradoiro

Gaiteiros en la Plaza do Obradoiro

Los Boteiros de Viana do Bolo

Congregadas las nueve representaciones de Entroidos en la Plaza do Obradoiro y con la atención de todos los allí presentes puesta en ellos, comenzaba la marcha por las calles, luciéndose y enseñando los encantos de cada uno de ellos.

Encabezaba la comitiva la comparsa de Viana do Bolo. Dos Boteiros se adelantaban a su marcha, con sus enormes máscaras coloridas y sus chocas resonando en las paredes de las estrechas calles. El Entroido de esta localidad está considerado como el más antiguo de todos y además lo celebran junto con la fiesta de la androlla, embutido a base de carne lo bastante contundente para mantenerte el cuerpo en pie durante todas las celebraciones. A los Boteiros siempre le siguen los Folións, las comparsas que, además de tambores, utilizan herramientas como instrumentos para ir avisando de su paso.

Boteiro de Viana do Bolo. Menuda "caradura" (como diría Matías Prats)

Boteiro de Viana do Bolo. Menuda “caradura” (como diría Matías Prats)

Boteiro de Viana do Bolo capitaneando la comitiva

Boteiro de Viana do Bolo capitaneando la comitiva

Comparsa de Viana do Bolo, concentrada en lo de darle al bombo

Comparsa de Viana do Bolo, concentrada en lo de darle al bombo

Las Madamas e Galáns de Cobres

A continuación llegaba el grupo de Cobres, desde la localidad pontevedresa de Vilaboa. Un Entroido este que es bastante desconocido, ya que son los ourensanos los que suelen tomar un rol más representativo, pero que no por ello deja de ir ganando impportancia año a año.

No hay ninguna máscara característica ya que son las Madamas y Galáns los protagonistas de sus fiestas. Como ocurre en muchas localidades cercanas, las danzas de estas Madamas y Galáns son muy populares pero es en Cobres donde se integran en las celebraciones de Entroido y sus vestimentas son mucho más festivas y coloridas de lo habitual. Su corrida do galo es también una tradición casi extinta que todavía mantienen.

Madamas e Galáns de Cobres. United colors of Cobres

Madamas e Galáns de Cobres. United colors of Cobres

Madamas e Galáns de Cobres bailando en el Obradoiro

Madamas e Galáns de Cobres bailando en el Obradoiro

Los Felos de Maceda

Llega el turno de Maceda. Otro rincón desconocido a pesar de que sus Felos guardan muchísimas similitudes con los Cigarróns y Peliqueiros de Verín y Laza, aunque son sus medias negras el rasgo distintivo que los diferencia. Además la antigüedad de las celebraciones no tiene nada que envidiar a otras.

Aunque estuvo a punto de desaparecer, el esfuerzo por su recuperación acabó llevando a que ahora estén también aquí, presentes en este desfile.

Por cierto, aunque la tradición marca que solo hombres solteros pueden vestirse de Felos, alguna que otra chica he visto por aquí bien ataviada. Por suerte ya no es raro que estos disfraces los lleven también mujeres.

Otro signo más de la adaptación de las tradiciones a los nuevos tiempos, como ya se lleva viendo en los últimos años.

Felos de Maceda, medias negras con mucho estilo!

Felos de Maceda, medias negras con mucho estilo!

Felos de Maceda, new generations

Felos de Maceda, new generations

Los Boteiros de Vilariño de Conso

Los también llamados Boteiros de Vilariño de Conso llegaban ahora. Comparten nombre con los de Viana do Bolo, ya que es una localidad muy cercana, aunque el parecido de las figuras es casi inexistente. Más colores y, en esta ocasión, una máscara acabada en lo alto con una mitra de forma cuadrada. Además, en esta ocasión, el cabrito es el protagonista en la mesa.

Los folións y las tamborradas son constantes protagonistas en las calles de Vilariño y sus representantes en Santiago no se quedan atrás.

Boteiro de Vilariño de Conso, ¿Así estoy bien?

Boteiro de Vilariño de Conso, ¿Así estoy bien?

Comparsa de Vilariño de Conso, con bombos y a lo loco

Comparsa de Vilariño de Conso, con bombos y a lo loco

Los Cigarróns de Verín

Poco puedo decir ya que no se haya dicho o enseñado en mil medios de comunicación. Los Cigarróns son los protagonistas indiscutibles, con sus mascaras y mitras tan características, recorriendo las calles y poniendo orden en ellas como buenas autoridades. A ellos le acompañan aquí una comparsa y la banda de gaitas de Verín. Color, música y chocas resonando otra vez…

Cigarrón de Verín, patrullando las calles desde tiempos inmemoriales

Cigarrón de Verín, patrullando las calles desde tiempos inmemoriales

Gaiteiros de Verín, si que saben tocar la gaita

Gaiteiros de Verín, si que saben tocar la gaita

Cigarróns de Verín, no hay quien les borre la sonrisa de la cara

Cigarróns de Verín, no hay quien les borre la sonrisa de la cara

Las Pantallas de Xinzo de Limia

Las Pantallas de Xinzo no se parecen a ninguna otra vista hasta ahora. Sus máscaras son realmente muy características y su finalidad, la de perseguir a los hombres no disfrazados y hacerles pagar una ronda, les dota de entidad propia. En las manos llevan unas vejigas secadas e hinchadas que golpean entre si para hacer ruido por las calles, acompañados del sonido de las campanillas de su cintura.

El de Xinzo, además, es uno de los carnavales más largos de toda España. No les gusta la fiesta ni nada… 😀

Pantalla de Xinzo de Limia, golpeando vejigas a buen ritmo

Pantalla de Xinzo de Limia, golpeando vejigas a buen ritmo

Pantalla de Xinzo de Limia, porque no hay dos sin tres (vejigas, quiero decir)

Pantalla de Xinzo de Limia, porque no hay dos sin tres (vejigas, quiero decir)

Pantalla de Xinzo de Limia, en pleno proceso de concentración

Pantalla de Xinzo de Limia, en pleno proceso de concentración

Las Mázcaras de Manzaneda

El recóndito pueblo de Manzaneda, en lo profundo de Ourense y relativamente cerca de otras localidades “entroideras” como Viana o Vilariño, comparte con ellas tradiciones similares.

Los folións salen también a la calle y las herramientas son golpeadas con ritmo por las calles. Las Mázcaras, nombre que reciben los bailarines, danzan ataviados con trajes con cintas de colores y sombreros igualmente coloridos. Además alzan sus bastones mientras giran y bailan al ritmo que les marcan.

¿Y como acaban siempre los desfiles en todo pueblo que se precie? Con una buena comilona a cuenta del pobre cerdo… Chorizos, lacón, jamón y todo lo que se ponga sobre la mesa… Así se las gastan en Manzaneda

Folións e mázcaras de Manzaneda, girando como peonzas

Folións e mázcaras de Manzaneda, girando como peonzas

Los Volantes de Chantada

El Entroido Ribeirao de Chantada es el único no catalogado de interés turístico de todos los que por aquí desfilan. Lo hace en condición de “estrella invitada”.

No se si es por lo agresivo y original de sus vestimentas o por la de gente joven que desfilaba, pero desde luego este Entroido lucense ha conseguido llamarme la atención. Los Volantes son su figura principal y lo que más llama la atención son los sombreros o “puchos” que llevan algunos, formando una estela de cintas de colores que acompaña al sonido de las campanillas o “esquilas”. También acompañan los Peliqueiros, vestidos con ropa vieja y careta hecha de piel de animal y haciendo sonar una choca o pelica (De ahí el nombre).

Otras figuras son también los mecos y maragatos que se entremezclan entre los Peliqueiros. Lo más característico, en todo caso, son esas vestimentas a base de piel de animales e incluso las caretas hechas a partir de calaveras de animales.

Todo ello lo dota de un punto extremadamente rural, vinculado a los animales como medio de vida y arraigado a la tradición ancestral que le da un toque realmente cautivador…

Volantes y niños pastores de Chantada, "mmm, como no me saques bien... acabas como este..."

Volantes y niños pastores de Chantada, “mmm, como no me saques bien… acabas como este…”

Volantes de Chantada, nuevas generaciones tomándoselo muuuy en serio

Volantes de Chantada, nuevas generaciones tomándoselo muuuy en serio

Volante y maragato de Chantada, extrañas parejas...

Volante y maragato de Chantada, extrañas parejas…

Peliqueiro de Chantada, Stayin' alive?

Peliqueiro de Chantada, Stayin’ alive?

Volante con pucho de Chantada, menudo sombrero de 15 kilos...

Volante con pucho de Chantada, menudo sombrero de 15 kilos…

Los Xenerais da Ulla de A Estrada

Y ponen el punto final los Xenerais da Ulla. Desde las diversas localidades a orillas del río Ulla, en Pontevedra y Santiago, llegan estos jinetes con tocados de plumas de colores, bien uniformados y dispuestos a hacerle saber a todos, a través de su atranque o alto, las historias y noticias del último año en clave de humor en un épico enfrentamiento dialéctico entre Xenerais de distintas zonas.

También el sarcástico sermón del cura es otro de los actos destacados de este Entroido, que nació en pleno siglo XIX y por ello los uniformes son tan similares a los de las tropas napoleónicas y ejércitos carlistas que se paseaban por aquí… Nosotros ya tuvimos la oportunidad de conocer un poco de este Entroido en A Estrada, así que si te apetece, échale una lecturita a esta entrada.

Xenerais da Ulla, soooooo, que nos vamooos!

Xenerais da Ulla, soooooo, que nos vamooos!

Xeneral da Ulla, con orgullo en la mirada

Xeneral da Ulla, con orgullo en la mirada

En este desfile este año echo de menos a los Peliqueiros de Laza y al Oso de Salcedo, ausencias notables de Entroidos también representativos de Galicia, pero que no empañan la presencia de estos otros nueve.

En definitiva, el denominador común de todos ellos es su carácter rural y de tradición. Todos ellos tienen comparsas, todas ellas llenan de sonidos atronadores las calles con todo tipo de utensilio y herramienta. Todas ellas se basan en comer, beber y disfrutar de mucha, mucha fiesta por todas las esquinas. Todas ellas son de origen pagano, con un trasfondo satírico que se nota en las letras de las canciones que cantan las comparsas y en muchos de los disfraces de los vecinos que participan de el.

Prácticamente todos se extienden durante casi un mes (y si le añades los preparativos previos, ¡cuenta con que algunos deben estar empezando ya a prepararse!), llenando el calendario de invierno de domingos fareleiros, de corredoiro, gordos, de piñata, lambedoiros o oleiros. Los jueves siempre serán de comadres o de compadres e incluso de lardeiros. Todo para acabar encadenando en los días más importantes: de Sábado a Martes de Entroido y siempre acabando el Miercoles de Ceniza, enterrando sobre todo sardinas.

¿Estas list@ para el Entroido 2017?

Por cierto, varios de estos Entroidos he podido explorarlos ya así que, ¿Porque no echas un vistazo? 😉

También te interesará

supurao

Vino Supurao: Recuperando el antiguo vino perdido de La Rioja

La recuperación del vino supurao. Esta es la historia del camino recorrido por una pequeña bodega de La Rioja recuperando […]

Leer más
rioja

Actividades en La Rioja: por tierra, mar y aire

Realizar alguna de las muchas actividades lúdicas y deportivas es una de las mas recomendables maneras de conocer un poco […]

Leer más
arnedillo

Arnedillo: Ruta de las ermitas y termas a orillas del Cidacos

Arnedillo es una pequeña localidad del valle del río Cidacos, en La Rioja. Es también uno de esos lugares que […]

Leer más