Castro Urdiales, la atalaya medieval de Cantabria

Castro Urdiales es nuestra última parada que nos encontramos en nuestro trayecto antes de dejar atrás Cantabria y dar el salto al País Vasco. Aunque todavía no habíamos visto gran cosa de Cantabria ya que teníamos como objetivo cubrir primero el Pais Vasco, Castro Urdiales era la parada perfecta antes de comenzar el recorrido por el territorio vascuence. Era una tarde prometedora para disfrutar del centro de Castro Urdiales y ésto solo acababa de empezar!


 Anteriormente, en Roadtrip por el Cantábrico: La playa de los locos, en Suances, era un espectáculo alucinante de grandes olas siendo surcadas por chicos y chicas de todas las edades. Combatido el calor en una de las mejores playas que nos habíamos encontrado durante nuestro recorrido, la carretera nos llevaba en esta ocasión hasta el limite de Cantabria con el País Vasco…

Como primer contacto con el País Vasco, Castro Urdiales no podía ser mejor lugar. Esta ciudad cántabra está tan influenciada por la cercanía con los vecinos vizcaínos que cerca de un tercio de sus habitantes son de la provincia vecina.

Ayuda el hecho de que Castro Urdiales esté más cerca de Bilbao (a 34 km.) que de Santander (a 69 km.), pero también que el precio de la vivienda sea mas asequible que el de la capital vasca es una razón mucho más contundente que haga que muchos vascos opten por vivir en Castro y desplazarse para trabajar a Bilbao.

Curiosamente, esta situación ha causado algún que otro conflicto político en algunos momentos, ya que no sería la primera vez que a algún partido vasco nacionalista le hubiera dado por reclamar Castro Urdiales para Euskadi, lo que en su momento cabreó a algún que otro parlamentario cántabro…

La verdad es que, en algún momento de la historia, Castro Urdiales perteneció al País Vasco, pero el tiempo y unos cuantos eventos de esos que lo suelen cambiar todo acabaron enmarcándola en la comunidad cántabra hasta hoy.

Puerto de Castro Urdiales

Puerto de Castro Urdiales

Puerto de Castro Urdiales

Puerto de Castro Urdiales

Puerto de Castro Urdiales

Puerto de Castro Urdiales

Puerto de Castro Urdiales

Puerto de Castro Urdiales

Pedazo de día para disfrutar de un paseo por Castro!

Pedazo de día para disfrutar de un paseo por Castro!

Castro Urdiales, uno de los núcleos del remo en el Cantábrico

El triatlón, el atletismo y por supuesto el fútbol son algunas de las disciplinas más populares de la zona, pero el deporte rey que acapara todo el protagonismo y se hace con la atención de todos los castreños cada vez que se acerca alguna regata del calendario de liga o de algún campeonato nacional e incluso la Bandera de La Concha, la competición clásica por excelencia de la temporada de remo.

Lo primero que nos llamó la atención en el puerto fue la presencia del equipo de remo de Castro Urdiales, a punto de sacar al mar a su trainera para realizar un entrenamiento en mar en su preparación para pelear en el play-off el ascenso de categoría en las próximas semanas.

Aunque el equipo no está en sus mejores momentos, puede presumir de tener en su historial 3 títulos de liga (dos de la vasca y una de la reciente ACT) 4 Banderas de La Concha y un campeonato de España.

Pues resulta que aún por encima es el club de remo más antiguo del Mar Cantábrico, con casi siglo y medio de existencia.

Además, su trainera lleva décadas portando el nombre de La Marinera, con el cual ha llegado a conseguir el honor de ser la trainera que ha ganado más banderas en liga.

Puerto de Castro Urdiales

Puerto de Castro Urdiales

Pescando en familia

Pescando en familia

Y allí estábamos nosotros, en el muelle antiguo, justo enfrente a la nave donde entrenan los remeros del Castro, junto a un grupo de gente que esperaba impaciente el inicio de las ultimas sesiones de entrenamiento en mar antes de los play-off de ascenso:

– “Oye, que ya sale, ya sacan La Marinera” – susurró a su compañero el señor con boina que estaba justo a nuestro lado.

– “¿Como ves al equipo? Este año tampoco está en el de España…”

– “Bah, no es lo mismo desde que no están en la liga, desde que Korta y Etxabe dejaron al equipo en lo más alto, el equipo ya no es el mismo…”

– “Leñe, es cierto, nadie volvió a conseguir ganar las tres grandes o siquiera una liga…” 

– “Además este año están muy fuertes Orio, Urdaibai y Hondarribia… La liga se la pelearon ellos, mañana va a ser lo mismo, te lo digo yo” 

En este mundo, las tres grandes competiciones a las que aspira todo equipo son la Liga, el Campeonato de España y la Bandera de la Concha, tridente que que la SDR Castro Urdiales consiguió gracias al proyecto de José Luis Korta, después de 3 años ensamblando un equipo que consiguió además ser la embarcación más regular de la temporada.

Entrenamientos del equipo de remo de Castro Urdiales

Entrenamientos del equipo de remo de Castro Urdiales

Salida al mar de La Marinera

Salida al mar de La Marinera

Calentamientos y entrenamientos

Calentamientos y entrenamientos

Entrenamientos del equipo de remo de Castro Urdiales

Entrenamientos del equipo de remo de Castro Urdiales

Entrenamientos del equipo de remo de Castro Urdiales

Entrenamientos del equipo de remo de Castro Urdiales

Centro histórico de Castro Urdiales

En cuanto te plantas en el centro de Castro Urdiales está claro que la vista se te va directamente para el conjunto del puerto antiguo, donde inmediatamente llama la atención la iglesia y el faro que se ven en lo alto. Desde el gran paseo a orillas del mar, las vistas de la ciudadela antigua (o Puebla vieja) son alucinantes. Su origen medieval y su cercanía al mar hacen que la estampa sea única.

Además, la zona portuaria a pies de la Iglesia y el Castillo-Faro sirve de recuerdo del que fue el antiguo puerto pesquero que ayudó a prosperar la ciudad como enlace comercial con otros países europeos como Francia o Inglaterra gracias a su ubicación estratégica.

La fama de Castro Urdiales en los temas marítimos le valieron ser el primer pueblo del Cantábrico en conseguir el titulo de Villa. Pero entonces Cristobal Colón se tropezó con todo un continente y eso lo cambió todo para Castro Urdiales. ¿Como, como? Pues comiendo.

Resulta que con la de mercancía que no paraba de llegar del otro lado del Atlántico, Castro no dudó en dejar de lado sus mercadeos con los vecinos europeos para dedicarse a ser el receptor de toda esta retahíla de oro y productos que no paraban de llegar. La reconversión del modelo de negocio acababa de cambiar, y con la de cosillas que llegaban desde la otra orilla, parece que el cambio era para mejor.

Iglesia de Santa María de la Asunción y Castillo-faro de Santa Ana

Iglesia de Santa María de la Asunción y Castillo-faro de Santa Ana

Castillo-faro de Santa Ana y Puente medieval romano

Castillo-faro de Santa Ana y Puente medieval romano

Ermita de Santa Ana

Ermita de Santa Ana

Punta de la atalaya

Punta de la atalaya

Otro gran momento histórico en el que Castro Urdiales tuvo protagonismo fue por desgracia en uno que le supuso un gran dolor. 15 barcos partieron de su puerto con cerca de 400 hombres. ¿A donde se dirigían? A por los ingleses, como parte de la desafortunadamente llamada Armada Invencible. Si, la que acabó rápidamente enterrada en los lodos de las costas irlandesas mostrando que era muy, muy “vencible”.

Pero aun no se acabaría ahí el papel de Castro Urdiales en los libros de texto. Cuando a Napoleón se le ocurrió contar la milonga de que solo quería pasar por España de camino a su invasión de Portugal, acabó plantando sus tropas en el corazón de la península, requiriendo a las ciudades y pueblos que abastecieran a sus tropas. Con los franceses en pleno territorio nacional, bien cuidaditos y alimentados, resultó sencilla la invasión desde dentro…

Castro Urdiales, como tantos otros lugares, plantaron cara a los franceses pero la inexperiencia en el combate provocó que la ciudad fuera invadida. Cuando 4 años después de la invasión, en 1812, consiguieron recuperar la ciudad, las represalias tardaron poco en llegar.

Un despliegue enorme de fuerza francesa arrasó como un torbellino la ciudad después de un asedio brutal, dejándola hecha unos zorros. Fueron 12.000 soldados franceses contra 1.300 soldados españoles y un grupo de vecinos, por lo que el resultado acabó siendo el esperado. Entraron y arrasaron con todo, matando a muchos de los habitantes y quemando todo lo que no les fuera útil.

Iglesia de Santa María de la Asunción

Iglesia de Santa María de la Asunción

Iglesia de Santa María de la Asunción

Iglesia de Santa María de la Asunción

Iglesia de Santa María de la Asunción

Iglesia de Santa María de la Asunción

Iglesia de Santa María de la Asunción

Iglesia de Santa María de la Asunción

La Iglesia fortificada de Santa María de la Asunción, con ese aspecto tan gótico que se gasta, parece más un castillo sacado de algún libro serie de TV de contexto medieval aunque en algún universo ficcionado (cada cual que lo asocie con lo primero que le venga a la mente… :P).

Por si fuera poco, y como si se tratara de alguna leyenda mística, resulta que la Iglesia está enferma. El llamado mal de la piedra afecta a su estructura, debido a una serie de reacciones químicas desencadenadas por la contaminación que provocan que las paredes exteriores se vayan descomponiendo en polvo. No es la única afectada, ya que la Catedral de León o la concatedral de Cáceres también sufren la misma dolencia.

Muy cerca de allí el Castillo-Faro de Santa Ana acompaña a la Iglesia en lo alto del promontorio. Se une por medio de un puente con la Ermita de Santa Ana, que está casi a la misma altura que el puerto, cerrando así el conjunto de la zona.

Puente medieval romano

Puente medieval romano

Puente medieval romano

Puente medieval romano

La estampa que forma en el puerto de Castro estas dos construcciones históricas y el gran bullicio que en los bares del puerto se concentraba creaban un entorno enormemente agradable, alejado del tráfico, ya que toda la zona era peatonal y la presencia de gente paseando o en bicicleta dominaban el panorama.

Por lo tanto, si tenemos una zona de bares en una zona excepcional, una ciudad llena de habitantes que trabajan en Bilbao y además el día siguiente es festivo en la capital vizcaína, tenemos el cóctel perfecto de vida y gran ambiente prefestivo para disfrutarlo sin preocupaciones.

Unas cañas, unos pinchos de anchoa y pimientos y a sentarse en los escalones en el frente de la plaza del ayuntamiento a disfrutar del espectáculo de malabarismo que unos artistazos estaban dando en un lado de la plaza a los niños.

Mientras, justo al lado, otros muchos niños corrían de un lado a otro, jugando al fútbol o simplemente pedaleando como locos en sus bicicletas o dándole zapatilla a los patines mientras los padres vigilaban medio distraídos sentados en alguno de los bancos o soportales. Incluso unas niñas aprovechaban para montar su pequeño puesto de venta de colgantes y abalorios al que Made no se resistió lo más mínimo…

Plaza del Ayuntamiento

Plaza del Ayuntamiento

Alrededores de la plaza del Ayuntamiento

Alrededores de la plaza del Ayuntamiento

Ayuntamiento

Ayuntamiento

Paseo del puerto de Castro Urdiales

Paseo del puerto de Castro Urdiales

Iglesia de Santa María de la Asunción y Castillo-faro de Santa Ana

Iglesia de Santa María de la Asunción y Castillo-faro de Santa Ana

Puerto de Castro Urdiales

Puerto de Castro Urdiales

Plaza del Ayuntamiento

Plaza del Ayuntamiento

Plaza del Ayuntamiento

Plaza del Ayuntamiento

Después de todo lo contemplado, tener que coger el coche para irnos en busca de camping para pasar la noche nos dolió más de lo que nos hubiéramos esperado en un primer momento. Las ganas de quedarnos unas horas más y disfrutar un poco del ambiente nocturno eran muchas, pero, como siempre nos acaba ocurriendo, no nos quedaba otra que marchar antes de lo deseado, así que incluimos el nombre de Castro Urdiales en la lista de destinos para repetir y volvimos a la carretera en busca de nuestro siguiente destino…

También te interesará

Furgoguia Picos Europa

Furgoguía: Rodeando los Picos de Europa

El cinturón que rodea los picos de Europa es también una excelente ruta por carretera que va uniendo los distintos […]

Read More
liebana

Liébana, la senda cántabra hacia los Picos de Europa

El acceso a los Picos de Europa desde el lado cántabro se realiza desde la comarca de Liébana. La ruta […]

Read More
Cangas de Onis

Cangas de Onís: La puerta asturiana de los Picos de Europa

Cangas de Onís es el campamento base perfecto para afrontar un recorrido por el entorno de los Picos de Europa. […]

Read More