La pausada marcha de la procesión del silencio canguesa

Reconozco que, aunque la Semana Santa suele ser una época de muchos desplazamientos por vacaciones para muchos, yo, personalmente intento evitarlo. Solo pensar en estos días, no puedo evitar asociarlo a aglomeraciones en casi cualquier destino, así como un transporte y alojamiento a precios desorbitados. Ni mi cabeza ni mi bolsillo estaban preparados para ello pero si tenía claro que pasarme estos días tirado en el sofá tampoco era el plan que me atrajera.
Por ello, mi coche y los muchos lugares todavía por explorar de Galicia y Portugal iban a ser mi vía de escape. Made no podía estar más de acuerdo con esta idea, así que sin pensarlo más, establecimos el campamento de operaciones en Cangas y desde allí comenzamos a cavilar en nuestras alternativas.

Cangas en si misma era ya una opción más que aceptable. Un destino turístico de sol y playa que además, con el pronostico de tiempo que preveía Sol hasta aburrir, conformaban un coctel bastante apetecible. Pero ésto en si mismo conllevaba otro problema. El buen tiempo y la propia celebración de la Semana Santa tenían a Cangas tomada por visitantes disfrutando de la combinación de ambas cosas.

La playa, las cervezas en las terrazas y los pasos de semana santa creaban el caldo de cultivo ideal para atraer a los fieles ávidos de una piel morena y volvían a llevarnos al peliagudo terreno de las aglomeraciones. Aunque fuimos capeando con bastante elegancia los momentos álgidos que congregaban a las masas, pudiendo disfrutar de un delicado y preciso equilibrio entre sol, paseos y cervezas sin acabar atrapados por algún paso, debo confesar que una de las procesiones más conocidas de todas era una enorme tentación para mi recien estrenado objetivo de 35mm f1.8.

Procesión del silencio - Cangas 2015

Procesión del silencio - Cangas 2015

Procesión del silencio - Cangas 2015

Procesión del silencio - Cangas 2015

Procesión del silencio - Cangas 2015

La procesión del silencio tenía lugar en el centro de Cangas, en torno a las 12 de la noche del Viernes Santo. Durante su celebración, la mayoría de las luces de la calle se apagaban e incluso la policía local iba de local en local pidiendo que no se hablara alto y se cortara la música, para crear el ambiente necesario. Todo ello propiciaba que cientos de personas flanquearan las calles en penumbra, a ambos lados de la calle por la que iba a pasar una procesión solamente iluminada por los cientos de velas y cirios, y algún que otro cartel luminoso y farola errática que había sido imposible apagar.

Tenía mi equipo preparado para fotografiar en situaciones de poca luz y muchas ganas de captar la atmósfera que se esforzaban en recrear por lo que, me lance a la calle y saltando de un lado a otro, disparé buscando posturas inverosímiles y situaciones significativas con las que ir llenando poco a poco la tarjeta SD de la cámara.

Procesión del silencio - Cangas 2015

Procesión del silencio - Cangas 2015

Procesión del silencio - Cangas 2015

Procesión del silencio - Cangas 2015

Procesión del silencio - Cangas 2015

Procesión del silencio - Cangas 2015

El lento y pausado ritmo al que avanzaban las distintas cofradías que conformaban la marcha silenciosa solo se veía acompañado por el lejano sonido de los tambores. Las dos hileras de tenues luces de velas que se trazaban a ambos lados iluminaban los semblantes serios de las personas que acompañaban la marcha.

Llamaba la atención entre los distintos grupos que iban desfilando delante de mi objetivo el de los miembros de la Protección Civil portando al llamado Cristo da Pila, una figura de un Jesús crucificado tumbado sobre ellos.

Procesión del silencio - Cangas 2015

Procesión del silencio - Cangas 2015

Procesión del silencio - Cangas 2015

Procesión del silencio - Cangas 2015

Procesión del silencio - Cangas 2015

Procesión del silencio - Cangas 2015

Procesión del silencio - Cangas 2015

Procesión del silencio - Cangas 2015

Procesión del silencio - Cangas 2015

Procesión del silencio - Cangas 2015

Procesión del silencio - Cangas 2015

Ya alcanzado el final del desfile, pude ver como los miembros elegidos de la Asociación del Santísimo Cristo del Consuelo portaban sobre sus hombros la figura del Jesús crucificado, que da nombre a la cofradía, tallado por el escultor Juan Pintos hace ya más de 200 años. La talla de este Cristo del Consuelo, que además es el patrón de la Villa de Cangas, era custodiada por soldados romanos que marcaban el ritmo del paso.

Procesión del silencio - Cangas 2015

Procesión del silencio - Cangas 2015

Con el último grupo, el de los tamborileros que emitían el únicos sonido que se podía apreciar, además de los murmullos de los asistentes, se ponía fin a una solemne y acongojante procesión que llenó de luces, vestimentas y colores atípicos mi cámara de fotos.

Procesión del silencio - Cangas 2015

Procesión del silencio - Cangas 2015

También te interesará

furgoguia_ezcaray_Santo_domingo

Furgoguía: De Ezcaray hasta Santo Domingo de la Calzada

La ruta que comunica Santo Domingo de la Calzada con Ezcaray y los pueblos de su entorno es una de […]

Read More

Biscarrosse: a orillas del lago y conociendo el centro

Biscarrosse es un pequeño pueblo del norte de la Aquitania francesa. Su cercanía con la Côte d’Argent o costa de Plata, en […]

Read More

Isla de Madeira: Senderismo por la levada das 25 fontes e do Risco

La isla de Madeira es, mayoritariamente, un compendio de destinos naturales que hacen que, de punta a punta, las opciones de […]

Read More