Viajando en el tiempo por Betanzos

Llegábamos temprano un domingo cualquiera por la mañana al centro de Betanzos para reunirnos con nuestros compañeros de GaliciaTB. Habíamos quedado para conocer en profundidad una de las ciudades con más historia que se puede recorrer en Galicia: Betanzos. Una vez estábamos todos, Elena, la que sería nuestra guía, dio inicio a un recorrido por las calles de la ciudad.

La Muy Noble, Real y Siempre Leal Ciudad de los Caballeros que es Betanzos, está dotada de un esplendor digno de la majestuosidad que le corresponde a una de las ciudades más importantes de Galicia en plena época medieval. La historia acabaría relegándola a un papel menos relevante debido a circunstancias difíciles de prever, pero todo el pasado que deja atrás bien se merece una revisión. Es por tanto el recorrido por Betanzos una especie de viaje en el tiempo en el que se pueden ver pinceladas de una gran ciudad medieval anclada en la historia.

Estatua de los hermanos García Naveira

Estatua de los hermanos García Naveira

Estatua de Diana cazadora

Estatua de Diana cazadora

Palco de la música

Palco de la música

Iglesia de Santo Domingo

Iglesia de Santo Domingo

Plaza Hermanos García Naveira

Plaza Hermanos García Naveira

Para conocer un poco más como llega un pequeño asentamiento a convertirse en un enclave relevante, es necesario ponerse el traje de campesino para pasar desapercibido y visualizar una época pasada en la que, un siglo XV cualquiera, diversos reyes iban otorgándole a Betanzos una serie de honores que la dotarían de una inusual importancia. Primero fue Enrique IV otorgándole el título de ciudad, para que luego los Reyes Católicos le acabaran otorgando la capitalidad de una de las siete provincias gallegas de la época, marcando así el punto de inflexión de su crecimiento y popularidad.

Alcanzada esa cima, la ciudad era centro del comercio de los alrededores y el camino de Santiago que transcurría por esta ciudad en su recorrido desde Ferrol hasta Santiago no hacían más que fortalecer su importancia.

Poco antes, un siglo atrás, nacía la leyenda de uno de los personajes más ilustres de la ciudad de Betanzos: Fernán Perez de Andrade “O Bo”. Un auténtico Señor que se ganó su título gracias a la ayuda que le brindó al rey en aquel momento en la guerra que tenía entre manos. Esto le permitió obtener un gran poder que lo elevó a un estatus de gran caballero del territorio gallego.

Fue también un gran benefactor de la ciudad y responsable de muchas de las construcciones que permitieron el desenvolvimiento de Betanzos, aunque siempre bajo los cánones feudalistas de la época. Así fue como consiguió ganarse ese sobrenombre de “O Bo” (El Bueno) que acompaña su nombre.

Betanzos, en el camino de Santiago

Betanzos, en el camino de Santiago

Casa Nuñez

Casa Nuñez

Iglesia de Santiago

Iglesia de Santiago

Iglesia de Santiago

Iglesia de Santiago

Iglesia de Santiago

Iglesia de Santiago

Calles de Betanzos

Calles de Betanzos

Iglesia de Santa María de Azogue

Iglesia de Santa María de Azogue

La Iglesia de San Francisco es una de las diversas iglesias que fueron levantadas bajo las ordenes de “O Bo” y en la que descansan sus restos en un sepulcro de granito, con las figuras de un jabalí y un oso, símbolos de la iglesia y la nobleza respectivamente.

Sus descendientes continuaron el legado de los Andrade y así volvemos al siglo XV, concretamente al final de éste. Grandes hambrunas y cruentas epidemias evidenciaban la desprotección y el abuso por parte de la nobleza que regía la geografía gallega y por tanto el destino de su población. De esta manera, el pueblo acabó levantándose contra sus señores en la conocida como Revolta Irmandiña. En Betanzos este levantamiento acabó con los betanceiros alzando sus armas contra los Señores de Andrade. De este enfrentamiento surge la leyenda de uno de los gritos de guerra más populares:

– “Betanceiros, que queredes!

 – “Que suba o pan e baixe a caña!

Toda una declaración de intenciones de prioridades…

Iglesia de San Francisco

Iglesia de San Francisco

Iglesia de San Francisco

Iglesia de San Francisco

Tumba de Fernán Pérez de Andrade "O Bo"

Tumba de Fernán Pérez de Andrade “O Bo”

Iglesia de San Francisco

Iglesia de San Francisco

Iglesia de San Francisco

Iglesia de San Francisco

Tuvieron que ser las malas cosechas y los incendios los que en diversas ocasiones, durante los años posteriores, diezmaron su capacidad de crecimiento y marcaron el declive de la ciudad. Betanzos no consiguió recuperarse y fue decayendo en importancia hasta que, en el siglo XIX, una cercana ciudad, capital también de provincia, acababa absorbiendo su territorio y adueñándose de su capitalidad, unificando la provincia de Betanzos a la creciente influencia de la ciudad de A Coruña, a raíz de una nueva división de provincias.

Así llegó Betanzos a lo más alto para acabar descendiendo hasta alcanzar así el siglo XX. Fueron las últimas décadas las que más supieron reconocer su importancia histórica. Por ello el turismo es uno de sus puntos fuertes, gracias tanto al auge del camino de Santiago como a su historia escrita en piedra en cada edificio, puerta de entrada a la ciudad y adoquín de las empedradas calles a orillas del río Mandeo.

Calles de Betanzos

Calles de Betanzos

Calles de Betanzos

Calles de Betanzos

Río Mandeo

Río Mandeo

Río Mandeo

Río Mandeo

Calles de Betanzos

Calles de Betanzos

Calles de Betanzos

Calles de Betanzos

Aunque en un primer momento pensé en contar en detalle algunos de los muchos lugares que tuvimos oportunidad de conocer, como habéis podido comprobar he preferido centrarme en la historia y leyendas de la ciudad que Elena nos iba aportando en pequeñas dosis. Además mis compañeros de GaliciaTB han hecho un trabajo excelente para contar nuestra ruta por lo que os invito a que visitéis sus artículos si queréis saber más nuestro particular paseo por Betanzos:

El fin de este viaje en el tiempo llegó con la recepción por parte de uno de los concejales de Betanzos: Mónica Carneiro, y con un brunch en el Hotel Garelos que sirvió para descansar, recuperar fuerzas y compartir interesantes conversaciones entre este especial grupo de miembros que nos reunimos pocas veces, pero cuando lo hacemos es con autentica pasión viajera.

Recepción de la concejala

Recepción de la concejala

Brunch

Brunch

Brunch

Brunch

La tarde también deparó un exhaustivo reconocimiento del conocido como El Pasatiempo, un lugar que se ha ganado el solito un artículo aparte, tanto por su magnitud e historia como por su extravagancia.

Fotos: Flickr

También te interesará...

arnedillo

Arnedillo: Ruta de las ermitas y termas a orillas del Cidacos

Arnedillo es una pequeña localidad del valle del río Cidacos, en La Rioja. Es también uno de esos lugares que […]

Read More
Cueva Rei Cintolo

Cueva del Rei Cintolo: Turismo de subsuelo en Mondoñedo

La cueva del Rei Cintolo es una de las más agradables y desconocidas visitas en territorio gallego que hemos podido […]

Read More
camero nuevo

Recorriendo el Camero Nuevo en el corazón de La Rioja

El transcurso del río Iregua es también el camino que se adentra en el conocido como Camero Nuevo. Si en […]

Read More