Arnhem: A la orilla del río Rin

Arnhem todavía escondía alguna que otra sorpresa más. No nos quedaban muchas más oportunidades de pasear por la ciudad puesto que los pocos días que nos quedaban en Holanda relegaban a Arnhem a una función poco más que de alojamiento de aquí en adelante. Con todo lo que llevábamos visto hasta el momento quedaba más que consolidado el aprecio que ya le teníamos, como llevo repitiéndoos una y otra vez en cada artículo, pero aún nos quedaba pendiente un último recorrido por la orilla del río que baña la ciudad: el Rin.

Uno de los más famosos ríos de Europa que nace en Suiza y recorre Francia, Alemania y Holanda hasta llegar al Mar del Norte, pasa en su largo trayecto por Arnhem. En una de las zonas de la ciudad cercanas al río se encuentra una pequeña zona portuaria donde grandes grúas de descarga y amplios barcos mercantes preparados para el transporte fluvial de mercancías aprovechan la infraestructura de comunicaciones que este enorme y caudaloso río proporciona. También barcos más orientados al ocio hacen recorridos ofreciendo todo tipo de servicios a bordo mientras se ven recorriendo algunas de las ciudades comunicadas por él.

Comparado con lo que estábamos acostumbrados a ver en puertos marítimos de mucha mayor afluencia y volumen de carga, ésto se quedaba en nada, pero no dejaba de ser curioso el contraste con el uso de los ríos navegables como un más que eficiente método para complementar el transporte por carretera tanto dentro del país como con las naciones vecinas.

A la orilla del Rin

A la orilla del Rin

A la orilla del Rin

A la orilla del Rin

A la orilla del Rin

A la orilla del Rin

También hay toda una amplia zona, un poco más cerca del centro, en donde decenas de terrazas se organizan para ofrecer una gran variedad de servicios a la orilla del río. Desde mesas donde tomar un cóctel o una cerveza hasta zonas donde las tumbonas permiten disfrutar del sol, todo ello acompañado de la música de un DJ que aporta la banda sonora más oportuna dependiendo del momento del día.

En algunos puntos se puede incluso disponer de un pequeño fragmento de playa, como si la hubieran cortado de algún otro lado más mediterráneo y se lo hubieran traído directamente aquí. En el se hace más frecuente la presencia familiar, con padres disfrutando de un descanso mientras los niños juegan con la arena en alguno de los pocos rincones libres.

A la orilla del Rin

A la orilla del Rin

A la orilla del Rin

A la orilla del Rin

A la orilla del Rin

A la orilla del Rin

A la orilla del Rin

A la orilla del Rin

En el último tramo del recorrido, muy cerca ya de uno de los puentes más populares de Arnhem y posiblemente de Holanda, la zona pasa a simplificarse, reduciéndose a zonas de césped donde la gente simplemente aprovecha para dejarse querer por el sol mientras disfrutan de un libro o simplemente de una buena siesta.

Como decía, estábamos ya muy cerca del puente John Frost, famoso sobre todo por la conocida Operación Market Garden, uno más de los muchos enfrentamientos bélicos con los que la Segunda Guerra Mundial salpicó de sangre al continente. Si queréis saber más sobre la batalla, podéis echarle un ojo a este otro artículo que escribí en su momento sobre ella y como afectó a la ciudad de Arnhem. La herida que dejó sigue recordándose en su monumento en homenaje a los caídos y en el museo que se encarga de mantener vivo el recuerdo de atrocidades que no se deberían volver a repetir.

A la orilla del Rin

A la orilla del Rin

A la orilla del Rin

A la orilla del Rin

A la orilla del Rin

A la orilla del Rin

Monumento en memoria de la guerra de Arnhem

Monumento en memoria de la guerra de Arnhem

Aún nos quedaban unos cuantos sitios más por ver en Holanda y, aunque todavía estaríamos unos días más en la ciudad, ya solo sería para dormir por lo que llegaba el momento de darle una última y merecida despedida practicando un poco de salida nocturna de fusión: noche de marcha al estilo de Arnhem arrancando con unos buenos chupitos de licor café casero gallego.

Salud!

Arrancando la noche en Arnhem

Arrancando la noche en Arnhem

Artículos relacionados:

Arnhem: De vuelta en mi ciudad favorita de Holanda

Arnhem: una tarde en el mercado

Arnhem: en el enorme Sonsbeek park

Fotos: Flickr

También te interesará...

supurao

Vino Supurao: Recuperando el antiguo vino perdido de La Rioja

La recuperación del vino supurao. Esta es la historia del camino recorrido por una pequeña bodega de La Rioja recuperando […]

Leer más
rioja

Actividades en La Rioja: por tierra, mar y aire

Realizar alguna de las muchas actividades lúdicas y deportivas es una de las mas recomendables maneras de conocer un poco […]

Leer más
arnedillo

Arnedillo: Ruta de las ermitas y termas a orillas del Cidacos

Arnedillo es una pequeña localidad del valle del río Cidacos, en La Rioja. Es también uno de esos lugares que […]

Leer más