Rescatando algunos recuerdos de Pontevedra (I de III)

Durante varios años el trabajo me llevó a Pontevedra, y fueron muchas las oportunidades que tuve de recorrer la ciudad con mi cámara. Pontevedra, aun siendo la capital de provincia, vive a la sombra de Vigo, una ciudad de mayores dimensiones, más industrializada y con más habitantes, que además se encuentra a pocos kilómetros de aquí.

Esto supuso que Pontevedra mantuviera su carácter administrativo, teniendo la mayoría de edificios públicos que le corresponden como capital de provincia, pero no pudo alcanzar un crecimiento acorde, manteniéndose en unos 80.000 habitantes. Esto que a priori se puede considerar un problema, al limitar su desarrollo como ciudad, ha propiciado un aprovechamiento de su encanto como “pueblo grande” en el que pasear por muchas de sus calles empedradas cerradas al tráfico y disfrutar de sus plazas con terrazas son algunas de las actividades más atractivas de la ciudad. Además el número de monumentos, iglesias y estatuas, así como edificios antiguos en perfecto estado de conservación garantizan que el paseo sea en un entorno muy agradable, dotado de una buena parte de historia en sus fachadas.

Recorriendo Pontevedra

Recorriendo Pontevedra

Jugando con el "Fiel Contraste"

Jugando con el “Fiel Contraste”

Recorriendo Pontevedra

Recorriendo Pontevedra

¿Que ofrece Pontevedra?

Pues todo lo que se espera de una ciudad pero en un espacio muy acotado, perfecto para no depender de coche ni transporte público. Zonas de ocio, comercios, terrazas y bares, plazas y muchos monumentos y edificios históricos en zonas, la mayoría de ellas, peatonales. También sus parques y zonas ajardinadas son otra de las pequeñas sorpresas que van apareciendo a lo largo de un paseo por la ciudad.

El honor de ser el pequeño pulmón de la ciudad le corresponde a los jardines de Vicenti, muy cerca del casco histórico, pero en un área más urbana, hacia donde la ciudad fue extendiéndose. La alameda, justo al lado, forma parte de este conjunto y aporta una zona abierta donde se realizan muchas de las actividades culturales y sociales. Son muchos los conciertos que se realizan en la plaza de España, sobre todo en verano, y es frecuente ver a muchos trabajadores disfrutando de su pausa para comer en los días de buen tiempo en alguno de los muchos bancos de la zona.

En el extremo opuesto de la alameda, la Cruz de los Caídos, al contrario de lo que pudiera parecer, no es un monumento franquista, si no que de hecho fue levantada en 1911 en recuerdo de los caídos en Montesampaio, batalla frente a los invasores franceses durante las guerras napoleónicas, que finalmente (y por suerte para Pontevedra) ganó el bando español.

Jardines de Vicenti

Jardines de Vicenti

Cruz de los caídos

Cruz de los caídos

Edificio de correos

Edificio de correos

Jardines de la Basílica Sta. Maria la Mayor

Jardines de la Basílica Sta. Maria la Mayor

¿Nos vamos de compras?

En una de las plazas del centro histórico, la de la Verdura, cada domingo por la mañana, desde hace años, alberga un mercado de segunda mano. En él las antigüedades solían ser el mayor reclamo para acudir e interesarse por su oferta, pero la crisis económica de los últimos años está desvirtuándolo. La necesidad provoca que cada vez menos puestos sean de antigüedades y más de otro tipo de objetos domésticos de menor interés histórico

Como todas las ciudades que se precien, Pontevedra también tiene su calle comercial, peatonal, donde perderse yendo de compras de tienda en tienda y en pleno centro. Obligado acabar la sesión de shopping con un café o cerveza en la plaza de la Herrería o sus alrededores y relajarse en alguna de las terrazas de la zona peatonal.

Mercadillo de 2º mano

Mercadillo de 2º mano

Zona comercial

Zona comercial

Zona comercial

Zona comercial

Zona comercial

Zona comercial

Y la noche, ¿que ofrece?

Es en esta misma zona del centro donde es más que recomendable disfrutar de una buena cena y posterior sesión de cócteles (o el digestivo que cada uno decida escoger) para poder empaparse del ambiente nocturno y el bullicio de las plazas. Para ello, pasar la noche en la ciudad se puede volver algo imprescindible si no se puede (o simplemente no se quiere) coger el coche.

El centro de la ciudad está repleto de opciones de alojamiento para casi cualquier tipo de presupuesto, desde hostels hasta hoteles con su nombre repleto de estrellas. También existe la opción de buscarse un apartamento o incluso tirar de alojamiento colaborativo. ¿Lo más cómodo para encontrar una buena opción? Utilizar alguna web del tipo Hundredrooms.com o similar para buscar apartamento u hotel para no romperse mucho la cabeza.

Calle Isabel II

Calle Isabel II

Calle Don Gonzalo

Calle Don Gonzalo

En la siguiente parte, si te apetece, nos daremos un buen paseo por las plazas de la ciudad. ¡Buena semana! :D

También te interesará...

7_rincones_lalin

7 rincones de Lalín que no deberías perderte

Decantarse por que lugares ver en Lalín cuando todo el Concello abarca bastante territorio y muchos de esos puntos están […]

Read More
lalin

Lalín, conoce la ciudad que custodia el centro de Galicia

Lalín es una de esas ciudades gallegas que, incluso para los que también somos gallegos, muchas veces obviamos. Si, supongo […]

Read More
lagoa da serpe

Pena Trevinca: ascenso a O Fial y la Lagoa da Serpe

La lagoa da Serpe es uno de los pequeños secretos que se esconden entre las montañas del entorno del macizo […]

Read More