Explorando la Ribeira Sacra: Parada de Sil

Dejaba atrás el concello de Nogueira de Ramuín y pasaba la señal que me indicaba que oficialmente había entrado en Parada de Sil. Aquí comenzaba toda una serpenteante ruta por carretera que transcurría paralela al Sil, y a bastante altura, al estar por la parte alta del cañón. El trayecto invitaba a disfrutarlo con calma, parando en cada mirador y asomándose a contemplar la inmensidad de la extensión de la Ribeira Sacra, a ambos lados del río, con infinitas tonalidades de verdes cubriendo toda la superficie visible.

El mirador de A Columna era el primero que me encontraba al dirigirme hacia el este. Desde allí la vista de una de las curvas que tomaba el río era una excelente representación tanto de su caudal como de por que los cañones del Sil se denominaban cañones, ya que la altura del mirador era considerable.

El siguiente era el mirador de Cabezoas, con una perspectiva similar, pero el más popular de todos, y con razón, era el de los Balcones de Madrid. Con las mejores vistas posibles y la mayor sensación de estar suspendido sobre el río, este mirador es el más conocido y por tanto el más visitado ya que además es el más cercano al propio pueblo de Parada de Sil.

Mirador de a Columna

Mirador de a Columna

Mirador de a Columna

Mirador de a Columna

Mirador de a Columna

Mirador de a Columna

Mirador de a Columna

Mirador de a Columna

Mirador de a Columna

Mirador de a Columna

Su nombre hace referencia a Madrid, ya que este era un enclave donde antiguamente las esposas e hijos despedían a sus maridos y padres ante la inevitable partida a la capital en busca de un futuro mejor. El campo ya no permitía garantizar el sustento familiar y el exodo rural se hacía patente, buscando mejores oportunidades en la gran ciudad. No siempre el destino escogido era Madrid, pero la puerta de salida de Galicia al resto del territorio español pasaba por aquí, y Madrid era la representación de ese exilio.

Balcones de Madrid

Balcones de Madrid

Balcones de Madrid

Balcones de Madrid

No muy lejos de allí se esconde entre la maleza el monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil, encima también del río, aprovechando la altura de las verticales paredes del cañón. Fácilmente accesible en coche por la carretera que llega hasta su entrada, existe también la posibilidad de hacerlo andando por alguno de los senderos marcados, como fue la opción que escogí, sin tener en cuenta que el descenso que estaba haciendo, luego tendría que deshacerlo, y todo lo que primero baja…

El monasterio está en desuso pero se puede visitar su interior y recorrer el pasillo bajo los soportales de su pequeño claustro e incluso subir hasta lo alto de su torre y ver desde allí parte del río. La tranquilidad de la zona es tremenda. El viento entre los árboles, los pájaros revoloteando y el lejano murmullo de los pequeños ríos que desembocan abruptamente cañón abajo, crean una atmósfera que invitan a tirarse bajo la sombra de sus arboles y cerrar los ojos durante un rato. Ahora si, ya estaba listo para deshacer el camino cuesta arriba y volver a retomar la ruta en coche.

Monasterio de Santa Cristina de Ribas do Sil

Monasterio de Santa Cristina de Ribas do Sil

Monasterio de Santa Cristina de Ribas do Sil

Monasterio de Santa Cristina de Ribas do Sil

Monasterio de Santa Cristina de Ribas do Sil

Monasterio de Santa Cristina de Ribas do Sil

Monasterio de Santa Cristina de Ribas do Sil

Monasterio de Santa Cristina de Ribas do Sil

La siguiente meta eran las pasarelas del Río Mao, uno de los mayores afluentes del Sil, pero antes era inevitable hacer una última parada para curiosear un poco entre los viñedos en pendiente que salpican ambos lados de la carretera, mostrando lo que en unos pocos meses serán la materia prima del vino de la Ribeira Sacra.

Viñas de Ribeira Sacra

Viñas de Ribeira Sacra

Camino por Ribas de Sil

Camino por Ribas de Sil

La semana que viene os contaré un poco más sobre el resto de la ruta por la Ribeira Sacra, que realmente dio mucho de si, como podéis ver. Feliz semana!

Articulos relacionados:

Fotos: Flickr

También te interesará...

Cueva Rei Cintolo

Cueva del Rei Cintolo: Turismo de subsuelo en Mondoñedo

La cueva del Rei Cintolo es una de las más agradables y desconocidas visitas en territorio gallego que hemos podido […]

Leer más
7_rincones_lalin

7 rincones de Lalín que no deberías perderte

Decantarse por que lugares ver en Lalín cuando todo el Concello abarca bastante territorio y muchos de esos puntos están […]

Leer más
lalin

Lalín, conoce la ciudad que custodia el centro de Galicia

Lalín es una de esas ciudades gallegas que, incluso para los que también somos gallegos, muchas veces obviamos. Si, supongo […]

Leer más