Cabo Peñas, un salvaje y espectacular espacio natural

Ya os he hablado de Asturias cuando estuvimos conociendo Cudillero, uno de los pueblos más pintorescos de la Comunidad. En ese viaje también tuvimos la oportunidad de conocer otros muchos lugares, entre los que me gustaría destacar en esta ocasión el recorrido en coche que pudimos hacer por el litoral cantábrico, en torno al Cabo Peñas.

El Cabo Peñas es uno de los más destacados reclamos turísticos del Concejo de Gozón, y es bien aprovechado y gestionado por éste, ya que tanto su flora como su fauna son un activo turístico.

Cabo Peñas

Cabo Peñas

Cabo Peñas

Cabo Peñas

Cabo Peñas

Cabo Peñas

El Centro de interpretación del medio marino explica a todos los visitantes toda la riqueza y biodiversidad de la zona, aprovechando sus instalaciones al pie del majestuoso Faro de Cabo Peñas, a pocos metros de donde comienza la escarpada pendiente de los acantilados contra los que rompe el Mar Cantábrico con fuerza.

El centro sirve como guía para los visitantes, no solo para poner en conocimiento de lo importante que es el cabo para la preservación de la naturaleza, si no que extiende sus explicaciones a otros lugares importantes del litoral astur. Por ello los faros asturianos y la vida que llevaban sus fareros en el pasado disponen de una sala en exclusiva, reivindicando la importancia que tuvo una profesión que está casi extinta en la actualidad. Otra actividad que provee el centro es experimentar una galerna o tormenta mediante un simulador que por medio del sonido y salpicaduras de agua intenta recrear su dureza.

Cabo Peñas

Cabo Peñas

Cabo Peñas

Cabo Peñas

Faro de Cabo Peñas

Faro de Cabo Peñas

En el exterior, a pocos metros del centro, comienza un sendero que permite realizar un paseo por el borde de los acantilados y ver de cerca todo este espectáculo de la naturaleza. El día que estuvimos, el tiempo acompañaba y el mar estaba tranquilo, y aun así la fuerza de las olas era estremecedora, por lo que es fácil imaginar como debe ser esto en pleno temporal…

De hecho, aunque el faro actualmente está completamente automatizado, requiere bastante mantenimiento durante el invierno a raíz de los temporales y la fuerza con la que el viento y el mar castigan al que probablemente es el faro asturiano más destacado.

La amplia extensión del Cabo permite disfrutar de inacabables campos verdes y fincas dedicadas al cultivo o al pasto de vacas. Escondidas entre los acantilados se encuentran algunas playas que, resguardadas de la fuerza directa del mar, permiten disfrutar de un paseo por la arena o simplemente ver como rompen las olas.

Cabo Peñas

Cabo Peñas

Playa Carniciega

Playa Carniciega

Cabo Peñas

Cabo Peñas

Para ponerle fin a la ruta, pudimos disfrutar de la hospitalidad de una casa rural en el centro del Concejo de Gozón, en medio de ninguna parte. La Llosa de Fombona resultó ser un lugar muy tranquilo donde desconectar por completo de todo, y en el que sentarse en el porche en una silla y ver la puesta del sol escondiéndose detrás de un infinito manto verde de hierba mientras los cencerros de las vacas eran el único sonido que podía escuchar.

Hórreo asturiano, o hórrio

Hórreo asturiano, o hórrio

Casa rural La Llosa de Fombona

Casa rural La Llosa de Fombona

Artículos relacionados: Cudillero: un oasis entre la tormenta

Fotos: Flickr

También te interesará...

Cueva Rei Cintolo

Cueva del Rei Cintolo: Turismo de subsuelo en Mondoñedo

La cueva del Rei Cintolo es una de las más agradables y desconocidas visitas en territorio gallego que hemos podido […]

Leer más
Fervenza río Miño

Bosque de A Fervenza, el pequeño secreto de la naturaleza en Lugo

Un pequeño paraje natural se esconde a escasos 15 kilómetros de Lugo. A orillas de un río Miño que nace […]

Leer más

Primera toma de contacto con el Camino de Santiago

Es una idea recurrente que siempre me está rondando en la cabeza. Supongo que si disfrutas viajando, tarde o temprano plantearse […]

Leer más