Y otra vez Madrid por navidad

El fotowalk que me había traído de nuevo a Madrid en navidad, después de dos años desde la última visita, había terminado.

Aún era mediodía y me quedaba mucho tiempo por delante para pensar que hacer. Una vez aprovisionado de comida, me dirigí a la Plaza de España y me senté a comer y disfrutar del buen día que hacía. En pleno Diciembre y después de varias arremetidas de temporales, se notaba que los madrileños tenían ganas de sol y la Plaza estaba llena a rebosar, aprovechando, por supuesto, el mercadillo navideño que todos los años se montaba en el centro de la plaza, así como en muchos otros rincones de la ciudad.

Una vez comido y descansado, y dado que en el fotowalk nos habíamos hartado de recorrer muchos de los lugares de interés del centro de la ciudad, opté por dejarme caer por el Templo de Debod y recorrer los miradores que a lo largo del paseo que lo rodea permiten disfrutar de algunas buenas vistas si el día acompaña.

Vistas desde el Templo de Debod

Vistas desde el Templo de Debod

Plaza de España

Plaza de España

Dado que era invierno y el sol se ponía pronto, me había fijado como objetivo encontrar cuanto antes una buena localización desde la que disfrutar de la puesta y que todavía no hubiera visitado. Mi plan B era precisamente el mirador del Templo, pero no me acababa de convencer del todo, así que continué paseando y cavilando en posibles lugares mientras me dirigía al Palacio Real atravesando los Jardines de Sabatini. El conjunto de la Plaza de Oriente y la entrada al Palacio Real también estaban imbuidos por el espíritu navideño y por ello una pista de hielo ocupaba gran parte de la plaza para que los niños (y no tan niños) disfrutaran de la reconfortante experiencia de impactar sus nalgas contra el frío hielo si no eran lo bastante hábiles. Un tiovivo también hacía las delicias de los niños pequeños así como de los fotógrafos que nos concentrábamos a su alrededor  y le sacábamos partido al colorido y movimiento de sus giros para intentar obtener una foto decente.

Entrada al jardín de Sabatini con el Senado al fondo

Entrada al jardín de Sabatini con el Senado al fondo

Plaza de Oriente

Plaza de Oriente

Pista de Hielo en la Plaza de Oriente

Pista de Hielo en la Plaza de Oriente

Pista de Hielo en la Plaza de Oriente

Pista de Hielo en la Plaza de Oriente

Catedral de la Almudena

Catedral de la Almudena

Palacio Real

Palacio Real

Dejé atrás el Palacio Real con sus largas colas de visitantes y la Catedral de la Almudena con su violinista amenizando la visita, y retomé el camino que llevaba a la puerta del Sol. Finalmente mi maltratada memoria acababa de rescatar del olvido un lugar perfecto que bien merecía una visita. Para ello necesitaba desplazarme en metro ya que, escondido en uno de los barrios del sur de Madrid, tenía un potencial prometedor para disfrutar del anaranjado espectáculo diario de la huida del sol. Por ello volví a cruzar la Plaza de España, recorté por alguna que otra callejuela y me plante en la Estación, dispuesto a coger la línea 1, que me llevaría al barrio de Vallecas, donde las 7 tetas de Madrid me esperaban…

Centro de Madrid

Centro de Madrid

Centro de Madrid

Centro de Madrid

Plaza de España

Plaza de España

Centro de Madrid

Centro de Madrid

Artículos que no debes perderte:

Fotos: Flickr

También te interesará

supurao

Vino Supurao: Recuperando el antiguo vino perdido de La Rioja

La recuperación del vino supurao. Esta es la historia del camino recorrido por una pequeña bodega de La Rioja recuperando […]

Leer más
rioja

Actividades en La Rioja: por tierra, mar y aire

Realizar alguna de las muchas actividades lúdicas y deportivas es una de las mas recomendables maneras de conocer un poco […]

Leer más
arnedillo

Arnedillo: Ruta de las ermitas y termas a orillas del Cidacos

Arnedillo es una pequeña localidad del valle del río Cidacos, en La Rioja. Es también uno de esos lugares que […]

Leer más