Oporto, donde el Duero llega a su fin

En el norte de Portugal y rodeando la desembocadura del río Duero está la ciudad de Oporto. Es una de las más importantes ciudades del país luso, por detrás de Lisboa y actualmente uno de los destinos turísticos más atractivos que ofrece el país con permiso de la capital y por supuesto de la zona más playera por excelencia, el Algarve.

La ciudad centra su actividad en torno al lecho del río y extendiéndose a partir de él se va distribuyendo el casco antiguo y la parte alta de la ciudad ya que la pendiente cae de manera pronunciada sobre la zona fluvial como si de un barranco sobre el que se levantan los edificios se tratase. El río es cruzado por hasta 6 puentes para alcanzar la otra ribera donde se encuentra Vilanova de Gaia, famosa por ser el hogar de muchas de las bodegas de vino de denominación de Oporto.

Oporto

Casco antiguo

La zona del puerto destaca por sus muchas casas de pescadores de diversos colores ya desgastados por el paso del tiempo y sobre todo por los muchos restaurantes que a lo largo del paseo se extienden con sus terrazas y ofertas de comida y bebida orientadas sobre todo al turista de cartera repleta por sus precios elevados en comparación con otros rincones de Oporto. Realmente no es difícil encontrar rincones con igual o mejor oferta a precios más razonables, pero el reclamo del paseo fluvial es un reclamo que muchos no quieren dejar escapar.

Estatuas vivientes, músicos callejeros o hasta incluso una tuna es parte del espectáculo de esta zona, en la cual se puede también disfrutar de un viaje en barco que recorre el río transcurriendo bajo todos los puentes. El principal de ellos, por su ubicación y popularidad es el de Don Luis I, con un diseño muy al estilo Eiffel aunque realmente éste fue obra de su antiguo socio  Théophile Seyrig. Más lejos queda el puente de la Arrábida, de muy reciente construcción, estando más a la altura de la boca de ría y por donde transcurre el tráfico de la autopista en dirección a Lisboa.

Oporto

Paseo da Ribeira

Oporto

Tunos por la Ribeira

Oporto

Praça da Ribeira

Oporto

Puente de Luis I

Oporto

Ponte da Arrábida

Tengo que confesar cierta decepción al apartarme solo unos metros de las calles principales y contemplar la desolación de los muchos edificios abandonados o en ruinas que a falta de ocultarse en callejones estrechos u oscuros, se ven en algunas de las calles y plazas de interés, desluciendo el entorno. Esto fue una constante en varias zonas, desconozco si por efecto de la crisis, tan patente en Portugal, o simplemente dejadez.

Oporto

Edificio abandonado en el centro

Oporto

Avenida dos aliados

En la zona alta de la ciudad se encuentra el centro urbano donde se concentran muchos de los rincones emblemáticos de la ciudad. El ascenso se puede hacer por las calles empinadas o utilizando el funicular que parte desde el puesto situado al lado del Puente Luis I. También existe la opción de utilizar el ascensor que está en la zona del puerto. En el caso del funicular, permite llegar a la zona de la catedral de manera sencilla y a un coste razonable de unos 2€.

La Catedral es un excelente lugar desde el cual disfrutar de algunas de las mejores vistas de la ciudad y del río y es también un edificio con más de 800 años que mezcla un poco de cada estilo arquitectónico (románico, gótico y barroco) que ha ido recogiendo con el paso de los siglos.

Oporto

Catedral de Oporto

Oporto

Vistas desde la catedral

Oporto

Vistas desde la catedral

Descendiendo desde aquí hacia el centro llegamos a la estación de trenes. La estación es otro de los puntos clave de la ciudad que se merece al menos unos minutos. Con una historia de más de 100 años sobre sus cimientos, el interior del edificio está decorado con nada y más y nada menos que unos 20.000 azulejos formando una ilustración que representa parte de la historia del país.

En sus inmediaciones se extiende el centro activo de la ciudad, el núcleo urbano y parte alta del centro de Oporto. El bullicio de tráfico y de gente es mayor, donde se mezclan autobuses turísticos con los de transporte regular, y por supuesto la única linea de tranvía que todavía permanece en activo. El centro no está exento de riesgos, ya que aquí cruzar una calle en el paso de peatones se puede considerar deporte de alto riesgo, donde no hay semáforo en rojo ni vida de peatón que detenga a un conductor portugués al volante. A tal extremo llega que en cada paso de peatones el ayuntamiento se encarga de recordar las victimas por atropello de años anteriores. Asegúrate de mirar bien antes de cruzar!

Oporto

Tranvía

Oporto

Estación de São Bento

Oporto también dispone de metro que con sus 5 lineas permite comunicar sus distintos barrios con el centro de una manera eficaz, aunque se puede encontrar un mayor encanto al viaje en tranvía por el centro que también permite un desplazamiento más lento y tradicional aunque igualmente eficaz. A pocos metros de la Estación de tren se extiende la Avenida de los Aliados que finaliza a los pies de la Cámara de Oporto, el ayuntamiento de la ciudad.

Al inicio de la Avenida se puede ver el que antiguamente fue el Café imperial de Oporto que actualmente ha sido convertido en un McDonalds, probablemente uno de los más bonitos de Europa (lo cual viendo el resto de locales de la cadena, tampoco era difícil…). Si bien es cierto que se ha conservado la estructura interna del edificio e integrado el mobiliario, no deja de ser chocante ver como se despachan hamburguesas bajo unas vidrieras con más de 80 años de antigüedad.

Oporto

Limpiabotas en Avda. dos Aliados

Oporto

Avenida dos aliados

Oporto

Centro de Oporto

No muy lejos se puede llegar a la Iglesia de los Clérigos que destaca por su emblemática torre a la que se puede subir si estás dispuesto a andar los más de 200 escalones en caracol sin que el sonido de las campanadas te haga saltar al pasar justo al lado. ¿Las vistas? Una autentica maravilla en 360º para admirar todos y cada uno de los rincones de la ciudad.

Oporto

Oporto desde la Torre dos Clerigos

Oporto

Oporto desde la Torre dos Clerigos

Oporto

Oporto desde la Torre dos Clerigos

Otro lugar destacado por todas las guías es la Librería Tello e Filho. Es una de las visitas recomendadas por la antigüedad e historia que se esconde detrás de cada estantería y que puede ser admirada desde las pasarelas a las que se puede subir para tener una vista desde lo alto. Eso si, se trata de una librería pequeña, extremadamente abarrotada de visitantes con más interés en el lugar como monumento que en adquirir un libro.

Es por ello que prohíben hacer fotos, posiblemente con la finalidad de adquirir alguno de los libros que cuentan e ilustran la historia de la librería. Algo similar ocurre con el café Majestic, edificio histórico que está constantemente visitado por recomendación de las oficinas de turismo y, claro está,, todas las guías on-line de la ciudad. Si tienes la suerte de conseguir una mesa sin esperar demasiado, podrás tomarte un café rodeado un ambiente traído desde los años 20, con una decoración al más puro estilo belle époque francés.

Oporto

Librería Lello e irmão

Oporto

Cafetería Majestic

Saliendo de la cafetería se encuentra uno en una de las zonas comerciales de la ciudad, peatonal y con muchos de los comercios de las grandes cadenas de ropa a ambos lados. Se puede llegar por aquí al antiguo mercado de Bolhao, en el que desde 1914 se venden pescado, carne, flores, fruta y cualquier otro producto fresco o de presencia imprescindible en la cesta de la compra. Su decadente estética encaja con el ambiente de algunos de los rincones de la ciudad, en esa sensación constante de salto atrás en el tiempo.

Oporto

Mercado do Bolhão

Oporto

Mercado do Bolhão

Para poder encontrar otros lugares alternativos es necesario primero apartarse del circuito turístico y perderse por otras calles menos concurridas. Se pueden alcanzar así otras zonas comerciales más concurridas por los habitantes de la ciudad o alcanzar barrios de más reciente construcción, con centros comerciales o áreas de negocio Estas zonas son hacia donde ha ido creciendo la ciudad con el paso de los años, pudiendo encontrarse el parque del Palacio de Cristal con sus jardines y miradores o la casa de la Música donde se realizan todo tipo de actividades musicales en su interior y con un recinto exterior para conciertos.

Oporto

Palacio de cristal

Oporto

Palacio de cristal

Oporto

Palacio de cristal

Oporto

Jardín de Boavista

Oporto

Jardín de Carlos Alberto

Si todo esto puede no ser suficiente, a pocos kilómetros del centro, y fácilmente accesible en bus o incluso andando por el paseo que bordea el río, se puede llegar a la zona de playa que es considerada una zona de reconocida importancia geológica y salpicada cada poco por enormes bares con terrazas sobre cada una de las playas hasta llegar a la zona de Boavista, donde se ubica el circuito de automovilismo de la ciudad.

Oporto

Zona marinera

Oporto

Zona costera

Oporto

Castillo do Queijo

Oporto

Castillo do Queijo

Oporto

Zona costera

Oporto

Zona costera

Turismo, monumentos, historia, ocio y playa. La mezcla perfecta para una escapada de fin de semana en una ciudad de precios asequibles si sabes escapar de los ganchos para turistas.

Más fotos en Flickr

También te interesará

Isla de Madeira: Senderismo por la levada das 25 fontes e do Risco

La isla de Madeira es, mayoritariamente, un compendio de destinos naturales que hacen que, de punta a punta, las opciones de […]

Read More
oporto douro

Oporto: La vida a orillas del río Douro

No se puede entender Oporto, la vida de sus habitantes, el funcionamiento de su industria y el flujo turístico sin […]

Read More
funchal

Funchal: Primeros pasos en la capital de Madeira

Funchal es un destino ineludible en cuanto llegas a Madeira. Hay quien solo admira la ciudad de paso, de camino […]

Read More