La noche cae sobre el centro de Bruselas

Puesto de dibujo en la Grand Place

Puesto de dibujo en la Grand Place

El corazón de la actual Europa ilumina sus calles y plazas cuando cae la noche y colorea las fachadas de algunos de sus históricos edificios en los puntos más emblemáticos de la ciudad. La Gran Place, o Grote Markt como se la denomina en flamenco, es probablemente la mejor representación de este espectáculo cuando el cielo toma el tono azul que precede a la llegada de la noche.

Esta plaza es representación fiel de los muchos eventos históricos que durante siglos ha experimentado la ciudad, siendo el lugar donde los primeros protestantes fueron quemados por defender sus ideas ante la inquisición, y posteriormente fue el objetivo principal de múltiples conflictos bélicos. El paso del tiempo la convirtió en el mercado principal de la ciudad, que perduró hasta el año 1959 y hoy es uno de los principales enclaves turísticos que la UNESCO la tiene entre sus patrimonios históricos.

Vista general de la Grand Place

Vista general de la Grand Place

El ayuntamiento es uno de los edificios que destaca entre todos los que rodean a la plaza, siendo el único recuerdo de la etapa medieval que queda, Su torre de más de 90 metros es toda una representación del estilo gótico, desde la cual el arcángel San Miguel vigila toda la actividad de la plaza, tal y como le otorga su categoría de patrón de la ciudad.

El edificio del ayuntamiento no está exento de leyendas como muchos de los monumentos destacados de toda ciudad que se precie, y por supuesto siempre en torno a sus arquitectos, ya que se cuenta que la asimetría del edificio, puesto que la torre no se encuentra en el centro de éste y la parte de la izquierda es notablemente distinta a la de la derecha, fue la razón de que su artífice se suicidara al darse cuenta del error cometido. Nada más lejos de la realidad, puesto que simplemente cada parte se construyó en distintos momentos.

Ayuntamiento de Bruselas

Ayuntamiento de Bruselas

Enfrente al ayuntamiento, la iluminación de la Casa del Rey, con tonos blancos y tenues, dotan de una imagen de tranquilidad al edificio que tiempo antes de ser construido fue la ubicación del puesto de venta del pan. Cuando se levantó el edificio que es ahora, el Duque de Brabante, posteriormente nombrado Rey de España, instaló en él sus oficinas administrativas. Fue objetivo de bombardeos por lo que acabó siendo reconstruido en el siglo XIX con el diseño neogótico que hoy día podemos apreciar.

Casa del Rey

Casa del Rey

No solo la Grand Place es un lugar imprescindible en un paseo nocturno dado que existen otros rincones como la Place de L’Albertine, donde podemos encontrar los jardines de Mont des Arts, de noche iluminados con luces multicolor y rodeados de escalinatas que permiten ascender desde la Grand Place hasta el Palacio Real atravesando este jardín. Parte de esta ascensión nos llevará a pasar delante de la casa de la música que también destaca por su diseño arquitectónico.

Place de L'Albertine

Place de L’Albertine

Place de L'Albertine

Place de L’Albertine

Es imprescindible por lo tanto darse un paseo por la zona, antes o después de disfrutar de una buena cerveza belga, en alguno de los muchos pubs de la zona y disfrutar de este ambiente nocturno.

Jardín del Mont des Arts (Place de L'Albertine)

Jardín del Mont des Arts (Place de L’Albertine)

Casa de la música

Casa de la música

Bruselas, Belgica

Septiembre 2010