Poza da moura

Poza da moura

– “¡Te había prohibido que te vieras con él!” – Le dijo el padre a su atemorizada hija cuando se enteró del romance que mantenía con un campesino de la zona.

Acababan de llegar no hace mucho a una aldea desde la cual se podía divisar en todo su esplendor la Ría de Vigo, y su origen moro no facilitaba mucho la integración de ambos entre los habitantes de los alrededores.

La chica era realmente bella, con una mirada hipnotizante que destacaba sobre su morena piel. Ella y uno de los jóvenes campesinos de los alrededores se habían enamorado y lo habían mantenido en secreto hasta que el padre de la chica los descubrió, desatando su ira.

Esa noche, después de prohibirle a su hija volver a ver a su amado, el padre salió encolerizado de su casa en busca del chico, sin que la hija pudiera impedírselo. Para cuando ella consiguió encontrar a su enamorado, ya era demasiado tarde, puesto que el padre encolerizado puso fin a la vida del pobre chico, después de una dificil persecución entre los arboles de un bosque cercano.

La horrible escena caló hondo en la chica, que sumida en la desesperación de perder al que había sido su amor, corrió guiada por la locura, cayendo de manera fatal en el remanso de un río que transcurría cerca de allí.

Con el paso del tiempo los lugareños que pasaban cerca de allí, contaban que un lamento se oía por las noches venir de la pequeña poza donde la chica murió y en alguna ocasión alguno llegó a decir que pudo ver a la chica sentada en las rocas que rodean el río peinándose.

Esta es una de las múltiples versiones de la leyenda que rodea uno de los lugares naturales mas bonitos que se pueden visitar en la península del Morrazo, cerca de Domayo: La Poza da Moura.

Poza da moura

Poza da moura

Dicha poza no es más que el descanso que se forma en el vertiginoso descenso del río Miñouba, acumulándose entre las rocas y formando una pequeña laguna entre las rocas dando lugar a una increíble piscina natural con una de las mejores vistas a la Ria de Vigo.

Debido a las características del río y a la fuerza con la que desciende el agua, abundaban en la antigüedad los molinos de agua que aprovechaban esta fuerza natural. Se conservan pocos ya, pero inmediatamente al lado de la misma poza, se puede disfrutar de uno de los mejor conservados de la ruta.

Molino en Poza da moura

Molino en Poza da moura

Durante años fue una de las múltiples localizaciones que el paisaje verde de Galicia nos deja en cada rincón que se visita, pero durante los últimos tiempos, la construcción de un golf y varias urbanizaciones en las cercanías, así como la vía rápida que cruza por completo el monte, destrozan uno más de los ya pocos parajes naturales que todavía quedan.

Poza da moura

Poza da moura

A pesar de todo, la visita sigue siendo de lo más recomendable, tanto para disfrutar de un buen baño, un paseo por los alrededores también y descansar admirando las vistas, como para deleitarse con lo que puede que dentro de unos años solo sea un recuerdo.

Estas fotos están también en mi album de Flickr!

Noviembre 2011

Domaio, Galicia