Frankfurt: el centro financiero de Alemania

Viajar en Febrero a Alemania podía ser una idea arriesgada, teniendo en cuenta el frío que suele hacer por el centro de Europa, pero eso no fue impedimento para pasar por allí unos días y conocer un destino inusual a poca distancia de casa.

Frankfurt tiene cerca de 700.000 habitantes y está situada al sur de Alemania. Algunos de los encantos de esta ciudad residen en como su tradición medieval se mezcla con el modernismo que le otorga el ser el centro financiero del país, y donde se puede encontrar, entre otros, el BCE (Banco Central Europeo) o la bolsa de Frankfurt prácticamente a poca distancia del casco antiguo medieval.

En contra de lo que pudiera parecer en un primer momento, realmente hay mucho que ver en Frankfurt y eso queda patente nada más poner un pie en la ciudad. Basta con llegar a la estación de trenes (de las más grandes de Europa) para verse rodeado de gente pasando en bicicleta,cogiendo un tranvía o un tren,… que son probablemente algunos de los rasgos característicos de los países centroeuropeos. El camino que hay entre la estación y el centro transita a través de calles muy concurridas con muchos comercios de comida, inundando de distintos olores cada esquina. Otro rasgo característico de la ciudad es el olor a café caliente que sale de las muchísimas cafeterías que te puedes encontrar y que se podría considerar como símbolo del ritmo ajetreado que la ciudad de negocios por excelencia de Alemania transmite.

Estación central de tren de Frankfurt

Estación central de tren de Frankfurt

Estación central de tren de Frankfurt

Estación central de tren de Frankfurt

Frankfurt disfruta del transcurrir del río Meno en torno al cual fue levantada la ciudad, contando con un amplio paseo que se dibuja en paralelo al río  y a pocos metros de los barrios antiguos y nuevos de la ciudad, lo que lo hacen un añadido a la ruta muy agradable que permite descansar un poco de altos edificios. Son muchos los puentes que podemos encontrarnos a lo largo del trayecto, destacando sobre todo el puente main, que es un antiguo puente de hierro que fue destruido durante la II Guerra Mundial y reconstruido posteriormente como una replica del antiguo Eiserner Steg.

Río Meno semicongelado

Río Meno semicongelado

Puente Main y la otra orilla del río

Puente Main y la otra orilla del río

Sobre el puente Main

Sobre el puente Main

Centrándome en las zonas mas modernas de la ciudad, si hay algo que destaca sobre el resto, es el gran edificio del Banco Central Europeo (la Eurotower),que se alza en el centro, como una gran torre de cristal, custodiada en su base por el gran símbolo económico del Euro, que representa lo que esta ciudad significa, y se rodea de otros edificios de igual o más altura. Este edificio fue antiguamente la ubicación del mercado mayorista de frutas y verduras, hasta que fue vendido el solar para la construcción del edificio.

Alrededor de esta misma zona otros grandes edificios lo rodean, como son la Maintower, desde donde emiten varios estudios de radio y televisión, la Bolsa de Frankfurt o la Torre Commerzbank que durante un breve periodo de tiempo de unos años tuvo el honor de ser la torre más alta de Europa con sus 259 metros, construida por Norman Foster y sus socios, y que también cuenta con el atractivo añadido de disponer de 9 jardines a distintas alturas en el propio edificio. Otro edificio que destaca en el skyline de la ciudad es la Europaturm o Torre Europa, que es ni mas ni menos que una torre de comunicaciones, bellamente iluminada por las noches.

Eurotower, la meca de la economía europea

Eurotower, la meca de la economía europea

Zeil, la zona comercial

Zeil, la zona comercial

Zeil, la zona comercial

Zeil, la zona comercial

Calles de Frankfurt

Calles de Frankfurt

¿Un rico heladito?

¿Un rico heladito?

Otra zona emblemática es el Zeil, una de las zonas comerciales más famosas de toda Alemania. Su recorrido permite pasar por la Hauptwache, que es una de las plazas más importantes de la ciudad, y según se avanza, acabar llegando a otra destacada plaza como la Konstablerwache, prolongándose a partir de aquí, aun más la zona comercial, de manera que la ciudad se une de extremo a extremo por un enorme paseo con un gran ambiente.

Hauptwache

Hauptwache

Hauptwache

Hauptwache

Un detalle curioso que puede llamar la atención es la gran proliferación de farmacias y la venta de medicamentos en áreas comerciales, probablemente debido a la tradición del país en investigación en medicina y sus conocidas empresas farmacéuticas.

Cuando cae el sol, en una ciudad donde el número de oficinas es elevado, la confluencia de gente de diversas nacionalidades es destacada y todo generado a raíz de la tradición capitalista que el BCE y la Bolsa le aportan, provoca que el número de gente que se echa a la calle saliendo de su trabajo y llenando las calles principales, sea digno de destacar. Y es que el ritmo de vida acelerado que se respira, se traslada a los locales afterwork que pueblan las zonas modernas de la ciudad, en donde puedes cenar algo al salir de la oficina, para posteriormente, y sin salir del mismo local, tomar unas copas y bailar como si estando en España fueran las 3 de la mañana.

Todo esto probablemente condicionado por los horarios, por la necesidad de retirarse a una hora razonable para al día siguiente llegar en condiciones para trabajar, sin renunciar a un poco de vida social fuera del trabajo. A todo esto puedes sumarle el horario europeo al que tan poco estamos acostumbrados pero que mucho se prodiga Europa adelante (como su propio nombre deja claro). Es una moda, equivalente al “tomarse una caña al salir de la oficina” de España, que empieza a imponerse cada vez mas en las ciudades consiguiendo que se fortalezcan las relaciones laborales, o las reuniones de negocios en un ambiente más distendido.

Zeil, la zona comercial

Zeil, la zona comercial

Tranvía recorriendo las calles de Frankfurt

Tranvía recorriendo las calles de Frankfurt

¡Pareja viajera!

¡Pareja viajera!

En definitiva es una ciudad que, sin destacar como objetivo turístico  tiene mucho que aportar, por lo que la sensación que nos queda una vez visitada es de que probablemente aun no hayamos disfrutado de todo lo mucho que hay que ver en Frankfurt. Es la viva representación de un estilo de vida, escapando de otras ciudades comodín del turismo, de manera que se disfruta en estado puro, sin una explotación turística excesiva que la adultere y que tal vez sea la clave del encanto oculto que nos ha transmitido.

Una noche por las calles de Frankfurt

Una noche por las calles de Frankfurt

También te interesará

Isla de Madeira: Senderismo por la levada das 25 fontes e do Risco

La isla de Madeira es, mayoritariamente, un compendio de destinos naturales que hacen que, de punta a punta, las opciones de […]

Read More
oporto douro

Oporto: La vida a orillas del río Douro

No se puede entender Oporto, la vida de sus habitantes, el funcionamiento de su industria y el flujo turístico sin […]

Read More
auschwitz

Auschwitz, una visita para no perder la memoria

Cada 27 de Enero se conmemora, en memoria de las victimas del holocausto, la liberación de los prisioneros del campo de Auschwitz […]

Read More